Recibe Evo Morales Honoris Causa de la Universidad de La Habana

El otorgamiento toma en cuenta los aportes del Presidente boliviano a una Ciencia Política Nueva «portada por los pobres, por los de abajo, por los del Sur político, e incluyente de los pueblos originarios». Agradece el mandatario la solidaridad de Cuba

Autor:

Marina Menéndez Quintero

A los pueblos que luchan por la igualdad y la dignidad, y a los indígenas latinoamericanos que batallaron y resistieron desde la conquista, dedicó el presidente boliviano Evo Morales el Título Honoris Causa en Ciencias Políticas que le fue entregado este lunes por la Universidad de La Habana.

Al dar lectura a los motivos que avalan el otorgamiento del alto galardón, el rector de la casa de altos estudios cubana, Dr. Gustavo Cobreiro, destacó los aportes de Evo a una Ciencia Política Nueva que posee como eje teórico y de comportamiento una cultura de vida y, por ende, en defensa de los pobres, así como por su solidaridad con la Revolución Cubana.

Este premio es a esos, nuestros abuelos, que han defendido nuestra identidad, los recursos naturales, recalcaría Evo, quien también tuvo palabras de elogio y agradecimiento para la solidaridad de Cuba, un modelo en educación y salud pese al bloqueo, dijo. Ningún país del mundo la va a alcanzar en materia de solidaridad, apuntó.

La convicción de que el capitalismo no es solución para los problemas del mundo y de que el nuevo milenio debe ser el de los pueblos, también estuvo entre las más importantes sentencias de la conferencia magistral que impartió en el Aula Magna de la Universidad.

Al iniciar sus palabras, el primer Presidente indígena recordó el martirio a que fue sometido Tupac Katari, descuartizado por los conquistadores, y un año después su compañera, Bartolina Sisa, atada del cuello a la cola de un caballo en la Plaza Mayor.

Evocó también cómo la tierra constituyó en su país una propiedad comunal hasta la proclamación de la reforma agraria de 1953, que por primera vez reconoció la propiedad privada sobre ella y constituyó la primera forma de privatización de ese importante recurso.

Morales también recordó la persecución a que eran sometidos los indígenas que luchaban por sus derechos. Ahora esa etapa ha terminado, aseveró, y explicó los esfuerzos posteriores a su llegada a la presidencia en 2006 para reivindicar que el sindicalismo  no fuera solo un instrumento para defender demandas gremiales, sino político-ideológico, así como la creación de necesarias alianzas entre los movimientos sociales y obreros.

Un proceso, dijo, no exento de dificultades, pero lo importante es que el pueblo boliviano entiende ese proceso, aseguró el mandatario, quien enfatizó en la importancia de buscar la igualdad: una lucha permanente.

Evo apuntó la trascendencia de la recuperación de los recursos naturales bolivianos con su nacionalización, lo que ha posibilitado que la inversión pública en su país ascendiera de 600 millones de dólares en 2005 a más de tres mil millones de dólares ahora.

En el ámbito internacional, alertó sobre los peligros de lo que consideró como nueva política del imperialismo, que azuza problemas internos en las naciones para justificar después una intervención de EE.UU. o la OTAN, como ha ocurrido en Libia, y como quisieron hacer en su país mediante los grupos separatistas en la localidad de Santa Cruz.

Entre los Por Cuanto, la Resolución por la cual se le confirió a Morales el Honoris Causa explica que la Nueva Ciencia Política a la que Evo ha hecho grandes aportes es «por los de abajo, por los del Sur político, incluyente de los pueblos originarios, y a partir de la cual se ha reconocido que los indígenas de Bolivia, de América Latina y del mundo, han emergido como sujetos y protagonistas políticos para la América de Martí y del mundo».

El texto también recuerda la construcción, mediante el proceso que lidera Morales, de una Patria nueva a partir de la redacción y aprobación popular de una Carta Magna cuyo extraordinario resultado fue la refundación del Estado, y la realización de cambios en la vida política, económica y social de millones de bolivianos, lo que ha devenido nuevo paradigma para los pobres y oprimidos.

La prospección por él de una estrategia global para la Pachamama o Madre Tierra y el ejemplo necesario que constituye para salvar al planeta de la depredación de que es objeto por el capitalismo neoliberal, también fue tomada en cuenta para conferirle el Honoris Causa, a propuesta de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana.

Presidieron también el acto el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, José R. Machado Ventura; Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político y ministro de Educación Superior; y David Choquehuanca, canciller de Bolivia.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.