Cultura y nacionalidad en Bayamo

La rememoración de los gloriosos sucesos del 20 de octubre de 1868 y otras importantes actividades, matizaron en esta ciudad la clausura de la Fiesta de la Cubanía y la celebración del Día de la Cultura

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma.— La rememoración de los gloriosos sucesos del 20 de octubre de 1868, la inauguración de una exposición de artes plásticas, la apertura al público de una escultura en cera de Carlos Manuel de Céspedes y la actuación del Ballet Nacional de Cuba, matizaron en esta ciudad la clausura de la Fiesta de la Cubanía y la celebración del Día de la Cultura.

Cientos de moradores de la Ciudad Monumento se congregaron en la Plaza del Himno para recordar la entrada triunfal del Ejército Libertador a esta localidad y el estreno público —hace 143 años— de La Bayamesa, compuesta por Perucho Figueredo, y que más tarde devendría Himno Nacional.

En la rememoración, en la que actuaron el trovador Eduardo Sosa, integrantes del Teatro Lírico de Holguín, de Danza Libre, de Guantánamo; y otros artistas, fueron entregados los premios Bayamo a relevantes figuras e instituciones vinculadas con la política, la sociedad y la cultura de  Granma.

La jornada también sirvió para inaugurar, en el museo provincial Manuel Muñoz, una exposición de 19 obras de la plástica de renombrados creadores cubanos como Flora Fong, Ever Fonseca, Zaida del Río, Adagio Benítez, Ernesto García Peña, Manuel López Oliva y Nelson Domínguez, entre otros.

Precisamente estos tres últimos asistieron a la apertura junto a las máximas autoridades del Partido y del Gobierno en la provincia y la actriz Eslinda Núñez.

En la conmemoración también fue develada, en el Museo de Cera, una escultura del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes; mientras que en el Teatro Bayamo se presentó, por segunda noche consecutiva, el Ballet Nacional de Cuba, protagonista principal de la gala por el Día de la Cultura.

La XVII edición de la Fiesta de la Cubanía, que homenajeó esta vez el vigésimo aniversario de la Casa de la Nacionalidad, contó con muestras de cine, danza, presentaciones de libros, taller de historiadores, el coloquio de literatura (dedicado al intelectual Cintio Vitier) y bailables en plazas públicas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.