Venta de materiales de construcción aún presenta obstáculos - Cuba

Venta de materiales de construcción aún presenta obstáculos

Fueron insuficientes también las ventas de insumos agrícolas. Buscan garantizar expendio de productos de aseo en moneda nacional

Autor:

Daniel Salas González

La venta liberada de materiales de construcción en la red de tiendas especializadas del Ministerio de Comercio Interior recupera su paso con dificultad, en un año en el cual contrataciones deficientes, entregas tardías por los productores y problemas de calidad provocaron salidas insignificantes en el primer cuatrimestre.

Según información ofrecida a la prensa por la ministra del ramo, Mary Blanca Ortega Barredo, y otras funcionarias, la comercialización de materiales de construcción contabilizaba 359 millones de pesos al cierre de septiembre, apenas el 31,9 por ciento del plan previsto para el lapso entre enero y ese mes.

El notable atraso, no obstante, ha ido disminuyendo y se nota un repunte. En un panorama de desempeño deficiente, algunas provincias como Pinar del Río, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Guantánamo presentan índices comerciales inferiores al 25 por ciento de lo previsto en el año. Sin ser halagüeña, la situación cambia en Villa Clara, Mayabeque y Artemisa, donde según cifras globales se alcanza entre un 40 y un 57 por ciento de cumplimiento.

Dentro de los productos más vendidos se encuentran los áridos, elementos de enchape y de pared. En cambio, los menos adquiridos por la población incluyen cubiertas para techo tales como tejas de fibroasfalto y asbesto-cemento. Algunos artículos como herrajes, cables eléctricos y piezas de cerámica de los baños tampoco tienen un comportamiento dinámico en el sistema de comercialización, se informó.

Se trata de una situación cuyo análisis implica tener en cuenta variables de calidad y precio. En elementos constructivos como las piezas sanitarias y azulejos, las industrias tienen ante sí el reto de elevar el acabado, ante el peligro de que simplemente no se vendan sus artículos. A ello habría que sumar que muchas veces la población no cuenta con información oportuna sobre la existencia de determinados productos en la red de tiendas.

Para la titular del MINCIN a esos factores habría que sumar otros: «Aparecen variables diferentes, que incluyen el mercado, pues el techo de asbesto-cemento que quizá en Pinar del Río no se vende, en Villa Clara se comercializa todo el que se sitúe. Hay que sondear el mercado producto por producto y ajustar la variable precio. También está la gestión de venta que deben hacer los empresarios responsabilizados con esos programas, que no es la ideal ni la acertada».

Dentro de las acciones para mejorar el sistema de tiendas especializadas en materiales de construcción, que suman 284 en todo el país, se encuentran la distribución de un manual que estandarizará la gestión y los procedimientos de comercialización —que incluye indicaciones que van desde protección al consumidor hasta la manera de realizar la contratación—, así como la adquisición de balanzas para el pesaje de los materiales, cajas registradoras y computadoras para automatizar el control de las unidades minoristas.

También en la venta de insumos agrícolas, entre los que se encuentran artículos de alta demanda como machetes, limas y cubos de ordeño, se manifiestan incumplimientos de los planes de venta, reconoció la Ministra de Comercio Interior.

A la altura de septiembre, de un plan de 375 millones de pesos, solo se habían comercializado algo más de 61 millones. Las provincias más atrasadas en ese sentido son Mayabeque y La Habana, ambas por debajo del 10 por ciento de cumplimiento.

Las autoridades del MINCIN recordaron que la población puede adquirir los insumos agropecuarios en efectivo, en tanto otras formas productivas como las cooperativas pueden hacerlo mediante cheques, una opción cuyas facilidades hasta ahora no han sido explotadas de manera suficiente.

Estos déficits de venta han perjudicado el plan de circulación mercantil del sector.

Durante el encuentro, las autoridades del MINCIN informaron que en el mes en curso debe comenzar a estabilizarse la venta liberada, en moneda nacional, del jabón de lavar en la red minorista del país, que también mostró dificultades.

Desde octubre hubo ausencia del demandado artículo en las más de 5 000 unidades que lo comercializan. La Ministra apuntó que el desabastecimiento ocurrió como consecuencia del sobreconsumo de ese tipo de jabón en moneda nacional, respecto a sus ventas en las tiendas de recaudación de divisas.

Significó que el plan se incrementará para garantizarlo en noviembre y diciembre, y adelantó que para el año próximo este Ministerio y el de la Industria Ligera acrecentarán la producción de los dos tipos de jabones y las variedades con destino al mercado en moneda nacional.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.