Jóvenes que son fragua

Develan tarja que honra a los ocho estudiantes de Medicina fusilados y a otros 31 condenados a trabajos forzados en las canteras de San Lázaro. El estudiantado cubano marchará este domingo en recordación de aquel sangriento hecho

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

A solo 72 horas del aniversario 140 del injusto fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina, se develó una tarja en la Fragua Martiana que rinde homenaje a aquellos jóvenes y a otros 31 que fueron condenados a trabajos forzados en las canteras de San Lázaro.

Los doctores Gustavo Cobreiro, rector de la Universidad de La Habana, y Jorge González, rector de la Universidad de Ciencias Médicas, develaron la tarja en la antigua sección conocida como La Criolla, donde también el Apóstol fue sancionado por sus ideales independentistas. La ceremonia estuvo presidida por el doctor Armando Hart Dávalos, director de la Oficina del Programa Martiano.

José Miguel Márquez Fariñas, bisnieto de Teodoro de la Cerra y Diepa, uno de los estudiantes víctimas de las vejaciones de la época, rememoró los hechos sangrientos del 27 de noviembre de 1871, en los que ocho inocentes fueron juzgados arbitrariamente para dar escarmiento a quienes manifestaran su descontento con la metrópoli española, y otros, como su bisabuelo, fueron sancionados.

«¿Qué diferencias existen entre las acciones criminales del Cuerpo de Voluntarios de Cuba en 1871 y las de los Escuadrones de la Muerte que hoy son instrumentos de oligarquías nacionales en América Latina, las de los grupos terroristas que organizaron el atentado al avión de Cubana de Aviación con destino a Barbados y las que se cometen aún contra Fernando, René, Ramón, Gerardo y Antonio? Solo el tiempo transcurrido; es más de lo mismo», reflexionó Márquez Fariñas.

José Francisco Cuza, vicepresidente de la FEU en la Universidad de La Habana , reafirmó la posición de la juventud cubana en relación con esta triste página de nuestra historia y aseguró que la Escalinata de la Universidad de La Habana acogerá nuevamente a sus hijos este domingo para inundar las calles, que en otro tiempo fueron manchadas de sangre, con el optimismo y la efervescencia revolucionaria que nos caracteriza.

El descendiente más joven de la familia Márquez, sobrino de José Miguel, donó al Museo de la Fragua Martiana un libro de Fermín Valdés Domínguez, perteneciente a la biblioteca familiar.

Ángel Laborde, Anacleto Bermúdez, José de Marcos Medina, Juan Pascual Rodríguez, Alonso Álvarez de la Campa, Eladio González, Carlos Augusto de la Torre y Carlos Verdugo —quien ni siquiera estaba en la capital del día de los sucesos— murieron para el mundo, pero nacieron para la gloria, como puede leerse en la tarja develada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.