Llaman a la eficiencia y el ahorro en la zafra azucarera

Antes del inicio de la contienda por Guantánamo y Matanzas, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, dialogó con trabajadores del sector

Autor:

Haydee León Moya

GUANTÁNAMO.— En la madrugada de este jueves comenzó a moler caña el central Argeo Martínez, de Guantánamo. Al unísono lo hizo el Jesús Rabí, de Matanzas, y con ello se dio inicio en el país a la zafra azucarera 2011-2012.

La víspera de ese acontecimiento, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, José Ramón Machado Ventura, luego de conversar con macheteros, operarios del ingenio y trabajadores de la unidad de aseguramiento al productor de la gramínea en esta provincia, hizo un llamado a la eficiencia y al ahorro en esta contienda que arranca en un momento en que el precio del crudo se ha elevado considerablemente en el mercado internacional.

Entre hombres y mujeres del ingenio que daban los toques finales a la industria, el dirigente político instó este miércoles a los trabajadores a realizar con eficiencia su trabajo, en correspondencia con los esfuerzos hechos por el país para que estuvieran a tiempo los recursos indispensables para una arrancada feliz.

«Todo cuanto hagamos debe ser para garantizar más azúcar y estoy seguro de que ningún paso será en falso, porque depende de ustedes. No es falso entusiasmo en una circunstancia emotiva como esta; es que estamos seguros de que es posible hacer una zafra ordenada de principio a fin. Y eso es lo que el país necesita», aseveró.

El Vicepresidente cubano realizó un recorrido por el añejo central, responsabilizado en esta zafra con la producción de unas 26 000 toneladas de azúcar, y se interesó por la calidad de las reparaciones , así como por las posibilidades de aumentar la molienda.

Teniendo en cuenta que el Argeo Martínez es el único central en activo en Guantánamo, y que el territorio experimenta un crecimiento cañero sostenido, Machado fue informado de que en esta zafra fue reparado capitalmente el sistema de vacío, cuyo deterioro en la pasada contienda echó al piso la eficiencia y se perdieron por ello alrededor de 3 000 toneladas del dulce.

El joven ingeniero Jorge Batueca Martínez, director de la Empresa Azucarera Guantánamo, dijo que el central tiene perspectivas claras de ampliar la producción, pues ya fue aprobada una inversión para montar dos nuevos tachos y una mesa alimentadora en los basculadores que permitirán aumentar su capacidad de molida en mil toneladas más diariamente.

Agregó que ese crecimiento se corresponde con el rendimiento cañero en Guantánamo, y afirmó que si en esta zafra que se inicia es de 42 toneladas por hectárea, en la venidera es un hecho que sobrepasarán las 60 toneladas.

Al preocuparse por los detalles que dan buena imagen y orden al ingenio, así como la atención a los trabajadores industriales, Machado departió con varios obreros, quienes manifestaron su satisfacción por contar con una brigada de higienización interna muy eficiente, remodelado comedor obrero con aire acondicionado y un mobiliario excelente, entre otros beneficios.

El dirigente político señaló que debe ganarse más en la cultura de ese detalle de tener todo en orden y limpieza, toda vez que se trata de una industria donde se producen alimentos.

Machado Ventura conversó también con directivos y macheteros de la unidad básica de producción agropecuaria cañera Manuel Sánchez, en una zona conocida como Florida, a unos diez kilómetros al oeste del Argeo Martínez, una de las más productivas y eficientes del territorio, con rendimientos que se aproximan a las 60 toneladas por hectáreas (en el país el promedio es de 42).

Allí intercambió experiencias con Alejandro Moirán, su presidente, y con varios jóvenes macheteros, quienes manifestaron sentirse motivados por la organización con que comenzó el corte y la calidad de los medios de trabajo y protección.

Al comentarse que por el cumplimiento de la norma y las utilidades de la pasada zafra muchos trabajadores jóvenes cobraron entre 4 000 y 5 000 pesos adicionales a sus salarios en el año, Machado Ventura afirmó: Eso es muy bueno; que ganen mucho los que trabajan bastante.

Similares diálogos sostuvo Machado Ventura con trabajadores de la unidad básica de aseguramiento al productor, donde su joven director, Lexer Suárez Ramírez, explicó el aporte de ese colectivo a las unidades productoras de caña en cuanto a reparar y mantener la maquinaria, atención al riego, fertilización, asesoría técnica, preparación de suelos y cosecha.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.