Vía libre a la regeneración

El Banco de Tejidos ORTOP, del Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País, trabaja por satisfacer las necesidades de tejido implantable para su uso en cirugías ortopédicas y traumatológicas

Autor:

Marianela Martín González

Satisfacer las necesidades de tejido implantable para su aplicación en cirugía ortopédica y traumatológica es la razón que anima al proyecto de desarrollo del Banco de Tejidos ORTOP, concebido en el  Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País.

El doctor Manuel Jaca, quien encabeza el proyecto y dirige el referido Banco de Tejidos, explicó que con la concreción de dicho programa también se aspira a coadyuvar al desarrollo de otros implantes para su uso en diversas especialidades médico-quirúrgicas.

Este proyecto es de cobertura nacional, pues pretende vincular a todas las provincias en la tarea de procurar y producir tejidos biológicos implantables, partiendo del desarrollo alcanzado en ORTOP.

El propósito es que su alcance llegue a todas las personas que requieran de un implante biológico en Cuba, dijo. «Beneficiará también al desarrollo científico de los hospitales y al ahorro de importaciones por este concepto», aclaró Jaca.

Explicó que el empleo de órganos y tejidos humanos para trasplantes a otras personas ha devenido proceder habitual en los últimos 50 años. Mucho se ha progresado desde entonces en la selección de los donantes, obtención del tejido, su procesamiento y aplicación en distintas patologías ortopédicas y estomatológicas.

Sin embargo, resaltó, para el incremento de los donantes se requiere de un proceso de concientización social y profesional, aún insuficientes. También es preciso paliar necesidades objetivas de instrumentos médicos y equipamiento en los centros acreditados para la procuración, tales como sierras oscilantes, equipos de conservación a bajas temperaturas e instrumental quirúrgico.

Significó que para consolidar este proyecto, además, se precisa elevar la capacitación de los recursos humanos que participan en la procuración de tejidos. También es necesario sustituir equipamientos en mal estado e incrementar insumos, así como mejorar la climatización en las áreas de funcionamiento de los equipos electrónicos con vista a elevar su rendimiento y vida útil.

Para el desarrollo del proyecto urge asimismo incorporar a la producción nacional tecnologías ya implementadas internacionalmente, como la producción de cartílagos, ligamentos, tendones, xenoinjertos óseos y válvulas cardiacas.

El primer Banco de Tejidos creado en Iberoamérica fue inaugurado en Cuba, en 1957. Radicó en el antiguo Hospital para la Rehabilitación de Impedidos Físicos (ONRI), uno de los más modernos en el mundo entonces. Fue dotado de equipos de liofilización y esterilización mediante el uso de las radiaciones con cobalto 60. En 1959 se transformó en el Banco de Tejidos ORTOP del Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.