Aliento histórico de leyenda

Este martes, en Ciego de Ávila, acto central por el aniversario 89 de la Federación Estudiantil Universitaria

Autor:

Margarita Barrios

Entre los principales momentos de la vida de un joven en la Educación Superior está el ingreso a la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). Y es que la historia —que roza con la leyenda— de una organización que cumple 89 años, es para todo cubano motivo de orgullo.

La FEU fue fundada el 20 de diciembre de 1922 por Julio Antonio Mella, y desde entonces ha estado presente en cada momento significativo de la historia de la nación cubana.

Sus miembros han sido fieles exponentes del pensamiento patriótico y antiimperialista que le dio origen, de tal modo que participaron en hechos como el derrocamiento de la dictadura machadista, en 1933, y en la lucha insurreccional contra Batista, cuando protagonizaron el histórico asalto al Palacio Presidencial y a Radio Reloj, el 13 de marzo de 1957, liderados por José Antonio Echeverría.

La FEU consigna en sus estatutos que su misión es la de representar los intereses y hacer valer los derechos del estudiantado universitario. Igualmente promueve el perfeccionamiento del nivel y el rigor docente, así como hace de la Extensión Universitaria la vía más importante para llevar a la sociedad el deporte, la cultura y el pensamiento intelectual.

Los universitarios de hoy están convocados a ser profesionales competentes y comprometidos con su tiempo y su pueblo, patriotas y revolucionarios consecuentes, seres humanos con conocimientos, inquietudes, sensibilidad y un comportamiento elevado y culto.

En el cumplimiento de ese primer y gran deber que es el estudio, y en la incesante batalla en el terreno ideológico, frente a un imperio que no desiste en sus pretensiones subversivas, la FEU tiene que continuar siendo la organización dinámica, alegre y profunda que encauce los anhelos y aspiraciones de los estudiantes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.