Nuestros maestros son el ejemplo vivo de las doctrinas martianas

Mensaje a los Alfabetizadores y Educadores cubanos en el Aniversario 50 de la Declaración de Cuba, Primer Territorio Libre de Analfabetismo en América Latina, y en la Jornada del Educador

Autor:

Juventud Rebelde

Alfabetizadores y educadores todos:

La Campaña de Alfabetización de 1961 fue la primera gran obra cultural de la Revolución, de cuyos aprendizajes la Educación Cubana recogió sus mejores frutos, para bien del desarrollo integral de nuestro país.

La imprescindible y decisiva fuerza integrada masivamente por estudiantes en las Brigadas «Conrado Benítez», los alfabetizadores populares, los brigadistas obreros «Patria o Muerte» y estudiantes y maestros solidarios de otras naciones, al frente de los cuales los maestros desempeñaron un papel importante como asesores técnicos de las unidades de alfabetización en las zonas urbanas y de los equipos de alfabetizadores en las zonas rurales, permitió que no quedara ninguna zona, por muy intrincada que fuera, a donde no llegara la alfabetización.

Todo ese inmenso ejército hizo posible declarar a Cuba como “Primer Territorio Libre de Analfabetismo en América Latina” el 22 de diciembre de 1961. Se cumplía así lo prometido por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz ante la ONU tan solo un año antes.

Por su fuerza moral esta epopeya histórica se ha mantenido como ejemplo a seguir en las nuevas generaciones de cubanos, y sus enseñanzas han servido de base para que en 28 países se haya logrado alfabetizar a más de cinco millones de personas adultas.

La alfabetización sentó las premisas para lograr la más amplia participación del pueblo en las tareas de la educación, junto a diversos organismos y organizaciones, convirtiéndola en un fenómeno de masas; para consagrar el derecho de todos los cubanos a una educación gratuita y sin exclusiones por ningún motivo, donde cada cual puede alcanzar las más altas cotas del saber y el conocimiento, limitado únicamente por su propia capacidad.

Los Ministerios de Educación, de Educación Superior, y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte, sentimos un inmenso orgullo por todos los que de una forma u otra contribuyeron a edificar una de las obras más hermosas de la Revolución por la dignificación humana, y en particular por los alfabetizadores; en su ejemplo se inspiran los educadores que en las aulas y en cualquier lugar, a veces a riesgo y al costo de su vida, forman a las nuevas generaciones de cubanos y hermanos de otras latitudes.

Reciban todos, en esta significativa fecha en que celebramos los 50 años de la alfabetización y el Día del Educador, nuestro reconocimiento y gratitud.

Ministerio de Educación

Ministerio de Educación Superior

Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte

La Habana, 22 de diciembre de 2011

«Año 53 de la Revolución»

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.