Eliminadas o controladas 26 enfermedades infecciosas

En el planeta más de mil millones de personas, una séptima parte de la población, mueren como consecuencia de algunas de las enfermedades trasmisibles que son controladas en Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

Durante 2011, Cuba presentó un comportamiento favorable en el desarrollo de los programas de vigilancia y prevención de las afecciones trasmisibles,  al mantener eliminadas o bajo control 26 enfermedades infecciosas, reporta la AIN.

Son 15 enfermedades las inexistentes en el país: poliomielitis, paludismo, tétanos neonatal, difteria, tosferina, rubéola y el síndrome de rubéola congénita, meningitis posparotiditis, sarampión, fiebre amarilla, cólera, formas graves de la tuberculosis, rabia humana, leichmaniasis y mal de Chagas.

Así lo corroboró a Granma el doctor Otto Peláez Sánchez, jefe del Departamento de Enfermedades Trasmisibles del Ministerio de Salud Pública, quien señaló que otras ocho dolencias infecciosas no constituyen problemas de salud en Cuba al tener una incidencia de 0,1 por cada 10 mil habitantes.

Son ellas el tétanos del adulto, meningitis A, Haemophilus influenzae tipo B, hepatitis B, meningitis meningocóccica grupos B y C, parotiditis (paperas), fiebre tifoidea, sífilis congénita y sida infantil.

También es muy baja la incidencia de leptospirosis, lepra y brucelosis, subrayó el directivo, quien recordó que el éxito de Cuba en la erradicación de un gran número de enfermedades prevenibles por vacunas, se sustenta en las sistemáticas campañas de inmunización con una amplia cobertura.

Solo durante el pasado año se administraron seis millones 200 mil dosis, y precisó que 11 de las 15 vacunas denominadas fundamentales se aplican mediante el Programa Ampliado de Inmunización y cuatro de ellas a grupos de riesgo.

Estas últimas son la antigripal estacional, la antileptospirósica, contra la fiebre amarilla a personas que viajan a países donde esta enfermedad es endémica, y la antirrábica a quienes han sido mordidos por animales.

Añade la información que en el país las enfermedades trasmisibles originan aproximadamente el 6,9 por ciento de la mortalidad general, cifra de la cual el 6,1 por ciento fallece como consecuencia de la influenza y la neumonía, las únicas trasmisibles que se sitúan entre las 10 primeras causas de muerte de la población.

Por las restantes afecciones trasmisibles, también llamadas infectocontagiosas, solo fallece el 0,8 por ciento, acotó el doctor Peláez.

Precisó a Granma que en el planeta más de mil millones de personas, una séptima parte de la población, mueren como consecuencia de algunas de las enfermedades trasmisibles que son controladas en Cuba.

Para tener plena satisfacción en este apartado  señaló- solo restan por resolver los altos índices de infestación del mosquito Aedes aegypti, que por la situación imperante en las Américas con este vector,  constituye un potencial riesgo para nuestro país, alertó el especialista.

Cuba no vive aislada del mundo, dadas las estrechas relaciones de cooperación, y el auge del turismo, que obliga a mantener todas las acciones de vigilancia y control, subrayó el directivo, quien expuso que cada año los requerimientos epidemiológicos demandan nuevos retos a las autoridades sanitarias.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.