Analizan temas medulares de la labor partidista - Cuba

Analizan temas medulares de la labor partidista

Los delegados a la Primera Conferencia Nacional del Partido, agrupados en cuatro comisiones de trabajo, discutieron cuestiones relevantes de la labor del Partido

Autores:

Marina Menéndez Quintero
Alina Perera Robbio
Yaima Puig Meneses
Anneris Ivette Leyva
Heriberto Rosabal
Fidel Rendón Matienzo
oscar Sánchez Serra

La importancia de concentrar el trabajo de la militancia en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social; el fortalecimiento de las acciones contra la indisciplina social, las ilegalidades, la corrupción y otras conductas negativas; así como la exigencia de la debida atención a todos los planteamientos de la población en cualquier escenario, fueron temas centrales en el debate de la Comisión No. 1, que trató sobre el funcionamiento, métodos y estilo de trabajo del Partido en su Primera Conferencia Nacional.

“La Conferencia es una continuidad de nuestro Sexto Congreso; hay que ver el estrecho vínculo que existe entre un momento y el otro en el abordaje con espíritu crítico del trabajo que le corresponde al Partido hoy”, valoró Víctor Gaute, miembro del  Secretariado del Comité Central del Partido.

Es vital, se dijo, la exigencia y el control del Partido en todas las transformaciones actuales. Otro concepto expresado con énfasis fue que sería imperdonable discutir un asunto que no sea prioridad. Al respecto la delegada Lina Pedraza abogó porque la organización no sea mera observadora, y sí parte de la ejecución de los planes económicos y los presupuestos. Es esencial —resaltó— que alerte sobre las administraciones que no cumplan y sobre cualquier distorsión en la implementación de los Lineamientos.

La necesidad de fortalecer e incrementar las acciones dirigidas a prevenir y enfrentar la indisciplina social, las ilegalidades, la corrupción y otras conductas negativas, motivó varias reflexiones sobre la importancia estratégica de este propósito para la continuidad de la Revolución.

Otro de los objetivos que suscitó intervenciones entre los miembros de la Comisión fue el referido a exigir y comprobar que se le preste oportuna y debida atención a las quejas y denuncias planteadas por la población, lo cual se hizo extensivo a todos los demás asuntos que puedan surgir de los planteamientos hechos por los ciudadanos en cualquier escenario.

Los delegados reafirmaron, además, la necesidad de fomentar el ejercicio de la crítica y la autocrítica en el lugar adecuado, de forma correcta y oportuna, bajo el principio de que en el Partido todos tienen derecho a criticar, y nadie está exento de ser criticado. Asimismo, abogaron por enfrentar cualquier intento de tomar represalias contra quienes critican, incluyendo sancionar a los responsables.

Mayor flexibilidad al planificar el trabajo de las estructuras del Partido y de sus cuadros, desterrar la improvisación, así como revisar conceptos concernientes a las organizaciones de base y a los instructores, fueron otros aspectos debatidos, junto con la rendición de cuentas como método de trabajo, la necesidad de respetar la jornada laboral al concebir y planificar las reuniones, y la pertinencia de eliminar la interferencia o suplantación, por el Partido, de las funciones y decisiones que corresponden al gobierno y entidades administrativas.

La ideología como arma para la unidad y el desarrollo

El fortalecimiento de la unidad nacional en torno al Partido y la Revolución, para lo cual es imprescindible estrechar el vínculo permanente con las masas y afianzar el trabajo político e ideológico con formas creativas, así como la necesidad de acrecentar la participación consciente, protagónica y transformadora del pueblo en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social, fueron algunos de los temas esenciales abordados en la Comisión No. 2.

Así lo recogió el Dictamen final, que será sometido este domingo al criterio del plenario, luego de abordar la víspera, entre otros temas relevantes, el carácter ético y productivo del trabajo como forma de contribución consciente a la sociedad y la importancia del ahorro hoy como fuente de ingresos; el enfrentamiento a los prejuicios y conductas discriminatorias para garantizar la unidad de todos los patriotas; la consolidación de la política cultural, así como los modos que permitirán a nuestros medios de comunicación desempeñar con más eficacia su rol.

Al aprobarse el objetivo de impulsar la participación consciente del pueblo en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución “porque en ellos descansa la sostenibilidad y preservación de nuestro sistema social”, el delegado Marino Murillo expresó que un asunto medular es cómo hacerlo.

En ese objetivo está la esencia, puntualizó Esteban Lazo Hernández, quien dirigió los debates de la Comisión.

El deber del Partido de atender a los trabajadores por cuenta propia, fue un aspecto remarcado por la delegada Mercedes López Acea, quien dio cuenta de la existencia, solo en la capital del país, de 94 989 de ellos. Esa cifra revela lo que su labor puede contribuir a incrementar los bienes y servicios a la población, permitiendo, a su vez, que el Estado se concentre en actividades estratégicas.

Todo está escrito, solo hay que cumplirlo

Al inaugurar las labores de la Comisión No. 3, Abelardo Álvarez Gil, miembro del Secretariado del Comité Central, destacó que de los 15 objetivos que más opiniones recibieron, dentro de las generadas por el documento base de la reunión, seis se refieren al tema de cuadros.

Tania Companioni, delegada de Ciego de Ávila, señaló que la selección de los cuadros debe comenzar desde el trabajador, partiendo de la ejemplaridad. Se acordó exigir que los cuadros se promuevan desde la base, en concordancia con los resultados.

La selección debe estar basada en la gradualidad, en los resultados, y para asegurar que así sea y evitar la improvisación, “todo está escrito, lo que hay es que cumplirlo”, señalaron varios delegados.

El párrafo relacionado con la promoción progresiva y sostenida de mujeres, negros, mestizos y jóvenes, fue ampliamente respaldado. No debe ser coyuntura, sino objetivo sostenido, se dijo. El delegado Jorge Luis Guerrero precisó que al cierre de 2011 el número de féminas en la nómina de cuadros del país aumentó en cinco por ciento y representan 37 por ciento de los cargos en organismos de la administración central del Estado y más del 41 por ciento en el Poder Popular, entre otros avances.

La necesidad de renovar paulatinamente los cargos de dirección y definir los límites de permanencia por tiempo y edades, es estratégica, expresó Julio César Rodríguez, de Pinar del Río.

La evaluación de los cuadros debe ser sistemática, oportuna en los señalamientos y priorizada por las organizaciones de base del Partido, se planteó.

Gladys Bejerano, Contralora General de la República, respaldó la importancia de evaluar la ética de los cuadros, pero vinculándola a la responsabilidad concreta.

Vínculo del partido con la UJC y las organizaciones es igual a continuidad de la revolución

La Comisión No. 4 tocó el estratégico tema de la continuidad de la Revolución, que se sustenta justamente en el vínculo del Partido con la UJC y las organizaciones de masas.

Preparación integral; lo más importante ya no es el qué, sino el cómo llegar a una efectiva atención a la UJC; los cuadros y la responsabilidad en la preparación de la UJC y las organizaciones de masas, fueron algunas de las opiniones expresadas.

Un elemento fue transversal en las intervenciones: el ejemplo que les damos a los jóvenes y quedó claro que todo se decide en el núcleo y en el comité de base, es decir, en los cimientos.

Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado, ejemplificó como una de las referencias en el vínculo entre el Partido y la UJC, y de la misma manera con las organizaciones de masas, la obra Abracadabra, de la compañía de teatro infantil La Colmenita, que nos llama a ir a las esencias, en clara alusión a que la médula del trabajo del Partido tiene que estar dirigida a tratar a cada ser humano con sus características. “En La Colmenita, Cremata le habla a niños, adolescentes, jóvenes; a cada uno con un lenguaje, un tratamiento”.

En relación con la propuesta de elevar la edad mínima para ingresar a la UJC a 16 años, se argumentó que permite llegar a una militancia con más madurez política, más preparada.

José Ramón Fernández, vicepresidente del Consejo de Ministros, habló sobre la importancia de generar nuestras propias riquezas, para lo cual dijo, hace falta comprensión no solo en los jóvenes, también en la familia.

Se analizó el papel de las organizaciones de masas, acorde con lo que a cada una le corresponde. Se dijo que los CDR y la FMC tienen que centrar su contenido, sin formalismo y sin metas, en la comunidad, única manera de fortalecer el sentido de pertenencia a ellas. En esa línea, también se expresaron los delegados refiriéndose a la CTC y la ANAP.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.