Cuando la economía ascendió la Escalinata

Celebran el aniversario 50 de los Estudios de Economía en la Universidad de La Habana. Envía mensaje René González

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

Fue en 1962, apenas tres años después del triunfo de la Revolución, cuando un grupo de jóvenes ascendió la Escalinata para realizar sus estudios de Economía en la Universidad de La Habana. Al ocupar un pupitre en el aula estaban asistiendo al nacimiento de la carrera de Licenciatura en Economía, y respondiendo a la convocatoria y a la imperiosa necesidad de la Revolución naciente de formar hombres de ciencia y de conciencia.

Cincuenta años después se reencuentran Manuel Aguirre, Manuel Castro, Fernando Dávalos, Silvia Domenech, Julio Fernández-Cossío, Pablo Fernández, Juan Ferrán, Hermes Herrera, Alejandro Larrinaga, Blanca Rodríguez, Norma Ruiz, Rita María Castiñeira, Celia Fernández, y otros muchos —imposible nombrarlos a todos— con las canas, las arrugas y el bastón agarrados por el paso del tiempo, pero con las mentes y los corazones llenos de alegría y de compromiso como aquella primera vez.

Así se les vio la tarde de este lunes en el Aula Magna de la Universidad de La Habana mientras celebraban juntos tan importante acontecimiento. Pero este grupo de fundadores no estaba solo. Se les unieron otros estudiantes y profesores de ayer, representantes de las instituciones del Estado y el Gobierno, colaboradores imprescindibles como la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), entre otros y, muy especialmente, los profesores, trabajadores, directivos y estudiantes de la hoy Facultad de Economía, así como familiares de los Cinco.

Tarde de recuento, de reconocimiento y homenaje para los que están, y para los que ya no están físicamente. Se habló de Fidel, del Che y de Carlos Rafael Rodríguez, hombres imprescindibles para llegar a este momento.

A todos les llegó el mensaje de respeto y de admiración, en palabras, flores, diplomas y música. De eso se encargaron Roberto Verrier Castro, presidente de la ANEC, fundadores y estudiantes y jóvenes profesores. También les acompañaron los miembros del Comité Central, Gustavo Cobreiro y Rodrigo Malmierca, rector de la Universidad y ministro del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, respectivamente, y Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano.

Hasta el Aula Magna de nuestra Universidad también llegó René González Sehwerert, uno de nuestros cinco luchadores antiterroristas quien, en su condición de estudiante de Economía a distancia, envió un mensaje en nombre de sus hermanos.

Fue el doctor Félix Marrero Prieto, uno de sus profesores, quien le dio lectura. En una de sus partes René dice: «…precisamos de que cada uno de nuestros economistas cultive como valores el sentido crítico, la capacidad de análisis, el ejercicio del pensamiento, la conciencia, el altruismo y sobre todo el espíritu alerta, ante la perversidad del imperialismo, de que nos dio muestras el Che».

Su exhortación encontró respuesta apenas unos minutos después, en las palabras de la doctora Vilma Hidalgo, decana de la Facultad, quien al hablar del aporte al proceso de implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, dijo que, sin dudas, lo esencial es la permanente formación de profesionales competentes y, a la vez, comprometidos con la Revolución; y en consecuencia, continuar fortaleciendo desde la Educación Superior, y en interacción con el entorno, nuestra capacidad de generar, difundir y aplicar con conciencia los conocimientos de las diversas ciencias para la elevar la eficiencia y la eficacia de las organizaciones e incrementar la productividad de la economía.

No faltó el homenaje a los Cinco y, en particular, a Ramón Labañino, egresado de esta Facultad, y a René, ese estudiante singular, del cual fueron depositarias Ayli Labañino y Olga Salanueva, hija y esposa, respectivamente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.