Guardianes del tiempo promueven protección de hallazgos arqueológicos

El proyecto tunero imparte talleres auspiciados por el Museo Municipal de Puerto Padre en el asentamiento La Pedrera

Autor:

Juventud Rebelde

Talleres sobre investigación histórica y arqueológica realiza el proyecto Guardianes del tiempo de la provincia Las Tunas para promover la protección del patrimonio y las tradiciones culturales en una zona muy representativa, destacó la AIN.

La experiencia es auspiciada por el Museo Municipal de Puerto Padre y tiene como principal escenario el asentamiento de La Pedrera, cuya población construyó sus viviendas y desarrolla sus actividades económicas sobre un destacado sitio arqueológico.

En este lugar es común encontrar restos de alfarería, enterramientos y objetos de piedra y madera tallados, por lo que nos dimos a la tarea de capacitar a las personas para que supieran manejar estas piezas y evitaran el saqueo y las excavaciones ilegales, dijo Carmen Apud, una de las coordinadoras.

Agregó que desde 2009 se han recuperado más de 20 objetos de gran valor, pertenecientes a las culturas precolombinas que se establecieron en ese territorio, las cuales llegaron a tener contactos con los conquistadores españoles, de acuerdo con evidencias recolectadas.

La Pedrera constituye una zona de gran importancia arqueológica por su cercanía a la costa y a la cuenca hidrográfica Maniabón-Chorrillo, donde los primeros habitantes de Cuba solían ubicar sus asentamientos.

En la localidad existe una sala rústica para la exposición de estos hallazgos y también se realizan actividades para promover y preservar las tradiciones locales, entre ellas las asociadas a la cultura campesina y la celebración del Día de San Juan, una ceremonia mágico-religiosa vinculada al cercano río Chorrillo.

Apud destacó que «Guardianes del tiempo» también ha permitido el incremento de la calidad de vida de los habitantes de esta comunidad mediante la inserción de prácticas agroproductivas sostenibles, la educación para la salud y nuevas opciones recreativas.

De acuerdo con investigaciones del Museo Fernando García Grave de Peralta, en el territorio que actualmente ocupa el municipio de Puerto Padre, convivieron varios grupos aborígenes con desigual desarrollo social, quienes dejaron vastas evidencias de sus actividades productivas y creencias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.