Una actualización bien criolla

Estamos modificando el modelo económico, no hay reforma política, aseguró el vicepresidente del Consejo de Ministros, Marino Murillo Jorge, a los periodistas que realizan la cobertura de la visita del Santo Padre Benedicto XVI

Autor:

Alina Perera Robbio

Lo que estamos haciendo es actualizando nuestro modelo económico, no estamos haciendo reformas políticas. Actualizaremos nuestro modelo socialista pero con características bien cubanas, declaró el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Marino Murillo Jorge, durante una conferencia de prensa que ofreció en la mañana de este martes en el Salón 1930 del emblemático Hotel Nacional.

Teniendo como eje conceptual la explicación sobre cómo el país pone en práctica los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados durante el VI Congreso del Partido Comunista, Murillo comentó a la prensa que el modelo económico que la Isla gestiona implica varios tipos de propiedad, pero todo enmarcado en un diseño socialista.

«Están las conquistas de la Revolución que nunca se van a perder», enfatizó; y subrayó como «tarea más importante» la que tienen los cubanos de hacer eficiente la empresa estatal.

En un recorrido por las actuales gestiones que emprende el país, el Vicepresidente hizo alusión al arrendamiento de locales —tarea, dijo, emprendida todavía a pequeña escala—; igualmente mencionó la revisión integral del sistema tributario, así como la ley tributaria «en la cual se está trabajando» y que «responde plenamente al modelo económico que queremos hacer».

Sobre la pregunta del corresponsal del periódico La Jornada, de México, acerca de las decisiones adoptadas por la dirección del país en cuanto a la ampliación del régimen de tierras en usufructo, y el sistema de cooperativas, mencionó la voluntad de ampliar el número de tierras en usufructo, así como el tiempo durante el cual estas se entreguen, lo cual apunta, dijo, a que se mantenga la familia en el campo.

Sobre las cooperativas, explicó que también se trabaja en un decreto ley, y que, del total de Lineamientos aprobados, hay 36 referidos a las fórmulas de producción cooperativa fuera del sector agropecuario.

«Estamos hablando —expresó— de un decreto ley que debe favorecer a las cooperativas no agropecuarias. Bajo las fórmulas no estatales de organización de la producción damos prioridad a las cooperativas porque socializan más, y porque pensamos que se ajustan a las características de nuestra economía».

Una interrogante sobre cómo Cuba ha tomado experiencias de otras latitudes para avanzar en su desarrollo, dio pie a que el vicepresidente Murillo declarara que el país ha estudiado todo lo que se ha hecho en el mundo, «con el ánimo de entender y de aprender metodológicamente, lo cual no significa que vayamos a copiar mecánicamente de esas experiencias».

A propósito de la pregunta de un periodista sobre si la población cubana ha sido consultada para el diseño de los Lineamientos, el dirigente ofreció detalles sobre el proceso que fue antesala del VI Congreso del Partido Comunista. De los 295 lineamientos que se analizaron de conjunto con la población, se modificó el 65 por ciento de los mismos a partir de la consulta popular, precisó.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.