Acto de fe en el muelle Hai Pong - Cuba

Acto de fe en el muelle Hai Pong

Recibe el pueblo de Cuba 5 000 toneladas de arroz enviadas por sus hermanos vietnamitas

Autor:

Nyliam Vázquez García

El muelle Hai Phong en La Habana tuvo un ajetreo inusual  este martes. Cuando el secretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Nguyen Phu Trong, llegó a estas simbólicas instalaciones ya todo estaba listo.

Los dirigentes del Partido y el Gobierno de Cuba lo esperaban, pero sobre todo los trabajadores de ese muelle, que aunque lejano de Vietnam, evoca la heroicidad de ese pueblo.

Nguyen Phu Trong aseguró que el objetivo de esta visita a Cuba era seguir impulsando y fortaleciendo las relaciones entre ambos países, cuya valía está más que probada a lo largo del tiempo. Se refirió a los logros vietnamitas en los últimos 25 años y a esa lucha incansable de los suyos por hacer de Vietnam un país mejor, industrializado y moderno.

A su juicio, compartir estas experiencias es la confirmación de que el socialismo no es un error y menos cuando la crisis capitalista corrobora que no es la solución a los problemas.

«El camino al socialismo que escogimos es correcto y necesario», expresó Nguyen Phu Trong, quien también aseguró que la solidaridad y amistad de Cuba está en los corazones vietnamitas.

El Secretario General del PCV reiteró el apoyo incondicional de su país a la lucha cubana contra el bloqueo al que lo somete el Gobierno estadounidense desde hace más de 50 años. Llamó a reivindicar la justicia para nuestros cinco antiterroristas retenidos en EE.UU. y auguró éxitos a los cubanos en la actualización de su modelo económico.

El muelle Hai Phong también fue el sitio donde el distinguido visitante entregó al pueblo de Cuba unas 5 000 toneladas de arroz donadas por el pueblo vietnamita, un gesto de amistad que agradeció Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y Secretario General de la Central de Trabajadores de Cuba.

El dirigente cubano destacó el ejemplo de lucha de Vietnam, que demuestra la posibilidad de vencer al enemigo cuando el pueblo se une, y aseguró que la nación asiática es un referente por sus logros en el proceso de renovación.

Valdés Mesa expresó que ambos países continuarán el ejemplo de sus héroes y mártires y reiteró el compromiso de las nuevas generaciones de mantener la historia común.

El Hai Phong, en La Habana, fue testigo silencioso de un nuevo acto de fe. Una amistad como la de Vietnam y Cuba, símbolo de una época, trajo hasta allí a Martí y al tío Ho. La tierra de los anamitas volvió a acercarse al Mar Caribe y, especialmente, a uno de sus muelles.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.