Ubican posibles fortificaciones de la Trocha de Júcaro a Morón

El descubrimiento abre las puertas de un estudio arqueológico para determinar la existencia de obras de esa línea militar

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

JÚCARO, Venezuela, Ciego de Ávila.— Especialistas del Centro Provincial de Patrimonio ubicaron los posibles restos del sistema de escuchas y alambradas de la Trocha de Júcaro a Morón, construcciones reportadas como perdidas después de la retirada del ejército español en Cuba.

El licenciado Roberto Álvarez Pereira, arqueólogo de la Oficina de Monumentos, informó que las indagaciones se efectuaron en las inmediaciones del poblado de Júcaro, en el municipio avileño de Venezuela, a lo largo de lo que fueron los dos primeros kilómetros de esa línea militar.

«Encontramos lo que pueden ser el emplazamiento de escuchas y cuatro hileras de montículos de más de 800 metros de extensión, que adoptan la figura de tresbolillo, parecida a un triángulo y similar a la que tuvieron las estacas de la alambrada al ser alineadas para formar un muro de alambres», explicó Álvarez Pereira.

En los estudios de terreno, en los que participó Euclides Álvarez Rodríguez, director del Registro de Bienes Culturales del Centro Provincial de Patrimonio, también se ubicaron una letrina y los restos de los caminos entre los fortines, en una zona que se inunda en primavera y caracterizada por no registrar actividad económica ni social alguna, al menos en los últimos 60 años, lo que debió incidir en la preservación del lugar.

Las búsquedas se realizaron bajo petición de la Oficina de Monumentos y para evaluar el potencial arqueológico del área, luego de que el análisis de fotografías aéreas e imágenes satelitales por Internet, mediante el uso del Google Earth, permitieron visualizar restos de las fortificaciones perdidas, cuyos emplazamientos coinciden con los planos militares de la época. En estos análisis participó el especialista en planimetría, José María Porbén Salazar.

Con estas exploraciones se puede iniciar la solicitud para efectuar excavaciones arqueológicas, con la asesoría del doctor Jorge Calvera Rosés, arqueólogo del Centro de Investigaciones de Ecosistemas Costeros, adscrito al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) y quien dirigiera las investigaciones en el Área Arqueológica de Los Buchillones, al norte de Ciego de Ávila, donde se encontraron los restos de una gran aldea taína.

Además de tomar datos de los métodos de construcción, esos estudios deberán confirmar la pertenencia de los hallazgos al sistema defensivo de la Trocha de Júcaro a Morón, línea militar que se extendió 68 kilómetros de norte a sur para impedir el paso de los mambises en las guerras por la independencia de Cuba.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.