Menos hipertensos en zonas rurales cubanas

Ese comportamiento, según estudios, es similar al de otros países

Autor:

Nelson García Santos

SANTA CLARA, Villa Clara.— Los residentes en las zonas rurales en nuestro país padecen menos de hipertensión arterial que los habitantes de las ciudades, lo que se atribuye a una vida más sana de las personas en el campo.

Ese comportamiento, según estudios, es similar al de otros países.

El Doctor en Ciencias Manuel Delfín Pérez Caballero, presidente de la Comisión Nacional Técnica Asesora al Programa de Hipertensión Arterial del Minsap, destacó entre las causas los mejores hábitos alimenticios, incluidos la ingestión de más frutas y vegetales, el ejercicio físico y estar sometidos a menos estrés.

Destacó, entre las acciones que se realizan para mejorar aun más el tratamiento a este padecimiento, el monitoreo ambulatorio de la presión arterial en el Hospital Hermanos Ameijeiras, de La Habana, al que se han sometido más de 900 personas en los últimos años.

Este consiste en la colocación de un pequeño aparato electrónico denominado Hipermax, de producción nacional, el cual permite registrar y archivar las variaciones de la presión arterial durante las 24 horas.

Pérez Caballero subrayó lo útil del empleo del Hipermax, que permite perfeccionar el estudio y la atención de una dolencia que afecta al 30 por ciento de la población adulta del país.

El monitoreo facilita conocer, por ejemplo, en qué horas del día le sube la presión a determinadas personas, incluido el horario de sueño, lo cual permite indicarle un tratamiento más eficaz.

Otra de las ventajas del equipo consiste en que está en mejores condiciones para determinar si un individuo es hipertenso o no.

Puntualizó que el uso del Hipermax demostró que muchas personas con o sin el padecimiento tienen cifras de presión más altas a la habitual cuando están frente al médico. Esto indica que se trata de una cuestión emotiva.

El monitoreo, que en menor escala se ha realizado en otros hospitales, se ampliará gradualmente de acuerdo con las posibilidades del país.

Igualmente se ha detectado un segmento importante de niños hipertensos en Cuba. En Villa Clara, por ejemplo, un estudio a 686 infantes, entre ocho y 12 años, descubrió a 61 con el padecimiento y a 229 como prehipertensos. A estos niños se les da especial seguimiento médico.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.