Una especie en peligro - Cuba

Una especie en peligro

Foro debate abierto en Internet deviene espacio sustancial para intercambiar opiniones sobre temas como el cambio climático, el consumismo, la economía solidaria frente al capitalismo verde, la industria cultural y la mercantilización de la salud

Autor:

Patricia Cáceres

A partir de este martes 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, y durante todo el mes de junio, quienes den clic sobre la dirección digital www.foroscubarte.cult.cu podrán participar en el foro debate en Internet Una especie en peligro, coordinado por el Portal Cubarte y el Capítulo Cubano de la Red en defensa de la Humanidad.

La nueva aplicación web —disponible para intelectuales, artistas, investigadores e internautas de todo el orbe— deviene espacio fundamental para debatir sobre temas tan acuciantes como el cambio climático, el consumismo, la industria cultural, la economía solidaria frente al llamado capitalismo verde y la mercantilización de la salud.

Hasta el momento de este reporte se habían registrado en el foro más de 50 mensajes de usuarios, entre los que figuraban opiniones de personalidades como el Doctor Ismael Clark, presidente de la Academia de Ciencias de Cuba; el Doctor Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano, y el catedrático y periodista Ignacio Ramonet.

Mucho más que mera mercancía

Las reflexiones del Doctor Ismael Clark, tituladas Mucho más que mera mercancía, se centraron en las amenazas y tensiones que existen en el mundo en cuanto a la disponibilidad de agua.

«En los debates actuales acerca del agua dulce se enfatiza el concepto de seguridad hídrica, entendida como el acceso de la población al preciado recurso, de manera suficiente, segura y asequible para satisfacer sus necesidades de uso doméstico, la producción de alimentos y la subsistencia», comentó.

Contra esa deseada seguridad hídrica —escribió Clark— atentan factores de diverso carácter: la escasez física relativa puede ser resultado de factores climáticos o geográficos, o bien derivar de pautas insostenibles de consumo o de la sobreexplotación de las fuentes de abasto.

En otros casos la inseguridad hídrica puede estar determinada por factores como la contaminación, o por la incapacidad de acceso a las fuentes en virtud del régimen de propiedad sobre las mismas, aseveró.

Según el experto, nuestro archipiélago no escapa de las circunstancias globales en torno al recurso hídrico.

«Varios factores condicionan las actuaciones sobre los recursos hídricos en nuestro país. Resaltan entre estos la vulnerabilidad propia de nuestra condición de archipiélago, la forma alargada y estrecha de la isla principal y el predominio del carso en los acuíferos subterráneos. Lo expresado se combina, en lo que se refiere a fuentes de agua, con nuestra total dependencia con respecto al comportamiento de las precipitaciones», concluyó.

Una internauta, Beatriz, se sumó a las palabras del Doctor Clark y recordó que en poco tiempo el agua se convertirá en uno de los principales motivos de conflicto a nivel mundial.

«Por eso es importante continuar trabajando con la población cubana para que haga un uso más racional del recurso y se le dé el debido valor a toda su gestión y manejo», comentó.

Camino a la autodestrucción

El Doctor Osvaldo Martínez, presidente de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano, compartió las palabras de presentación del libro Nuestro deber es luchar, que recoge el encuentro de Fidel con intelectuales el pasado mes de febrero, en el que se abordaron las urgencias del mundo de hoy.

«En una de sus Reflexiones el Comandante Fidel Castro expresó: “la mayor contradicción en nuestra época es la capacidad de la especie para autodestruirse y su incapacidad para gobernarse”», recordó Martínez.

La amenaza de guerra nuclear —explicó— es uno de los terribles ingredientes del desafío actual a la sobrevivencia de la especie. La guerra imperialista tiene resortes geoestratégicos y ambiciones hegemónicas bien visibles, pero también incluye sórdidos intereses de lucro empresarial, que se alimentan del gasto militar y crecen en la medida que se calienta el escenario bélico, sentenció.

Ramiro R. García, uno de los usuarios que participó en el debate, dijo estar de acuerdo con los planteamientos de Osvaldo Martínez, aunque confesó que lo asaltaban grandes preocupaciones y dudas.

«El capitalismo ejerce su ideología dominante sobre la sociedad. La educación, la prensa, el cine, la literatura, la televisión y la radio, todos los medios, están en función de preservar el sistema de explotación. El sistema judicial, la policía… Los Estados Unidos y la OTAN concentran el mayor poder militar que haya existido jamás».

Si todo está en contra de los cambios revolucionarios, indagó Ramiro, ¿cómo lograr revertir esa situación? ¿Cómo evitar la catástrofe, que cual hado trágico se avecina inexorablemente?

Otro de los foristas, Irra Imias, dijo sentirse muy consternado por la ineficacia de las acciones para salvar el planeta. «El cambio climático tal parece que se acelera con los días, cual si fuera un meteorito que se acerca al campo gravitatorio de la Tierra.

«Esto nos dice que los esfuerzos aún son insuficientes, muy insuficientes, y que hay que unir fuerzas en las ideas, pero sobre todo en la práctica», confesó.

Retos de Río+20

Uno de los temas más recurrentes dentro del foro es la próxima Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, también conocida como Río+20, que se efectuará del 20 al 22 de junio en Brasil. El catedrático y periodista español Ignacio Ramonet fue uno de los que se refirió a los retos de esta cita mundial.

El debate central —explicó— estará entre el concepto de «economía verde», que defienden los portavoces del neoliberalismo, y el de «economía solidaria», promovida por los movimientos que creen que sin la superación del modelo actual de desarrollo predatorio, basado en la acumulación privada de riqueza, no habrá preservación ambiental.

El objetivo central de esa «economía verde» —puntualizó Ramonet— es crear, para la inversión privada, un mercado del agua,  de los océanos, de la biodiversidad, etcétera; asignando precio a cada elemento del medio ambiente, con el objetivo de garantizar las ganancias de los inversores privados.

«Frente a estas posiciones, paralelamente a la Conferencia de la ONU, la sociedad civil organiza en Río la Cumbre de los Pueblos. En este foro se presentan alternativas en defensa de los “bienes comunes de la humanidad”.

«Entre estos están el aire y la atmósfera, los acuíferos —ríos, océanos y lagos—, las tierras comunales o ancestrales, las semillas, la biodiversidad, los parques naturales, el lenguaje, el paisaje, la memoria, el conocimiento, Internet, los productos distribuidos con licencia libre, la información genética, etcétera», enumeró el destacado periodista.

Al referirse a los retos de Río+20, Yolanda, una de las internautas, recordó las palabras de Silvia Ribeiro: «Se podría pensar que lo más verde de las propuestas de economía verde, que gana terreno en diversos ámbitos oficiales, principalmente en las negociaciones hacia la conferencia internacional Río+20, es el color de los billetes que esperan ganar con ella las empresas transnacionales que han causado las crisis económicas, alimentarias, ambientales y climáticas».

Asimismo, José Carlos, otro de los usuarios interesados en el tema, preguntó: «¿Hasta dónde la trampa de la “economía verde”, como expresión del cada vez más evidente mercado mundial de servicios ambientales, puede seducir, por necesidad del corto plazo, a numerosos países agotados por serias dificultades económicas?»

El foro debate en Internet Una especie en peligro fue presentado este martes en la Fundación Antonio Núñez Jiménez de la Naturaleza y el Hombre, por Rafael de la Osa, director de Cubarte, quien estuvo acompañado por Ana María Pellón, coordinadora del Capítulo Cubano de la Red en Defensa de la Humanidad. Estuvieron, además, los Doctores Teresita Borges y Raúl Garrido, especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba (Citma).

La presentación fue puesta en vivo por Internet mediante el canal en Justin-TV del Portal CubaDebate.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.