Energía joven para hacer parir la tierra

La UJC y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños trabajan en la preparación de los jóvenes campesinos, encargados en buena medida de viabilizar los cambios que requiere esta rama

Autor:

Alberto G. Walón

Jóvenes campesinos de la provincia de Mayabeque manifestaron este sábado su preocupación ante la falta de confianza de las juntas directivas para designar tareas a los jóvenes y la necesidad de unidad en el trabajo entre los diversos factores en las entidades de producción.

Un activo de jóvenes que labran la tierra se pronunció, además, por incrementar el número de organizaciones de base de la UJC a las que puedan integrarse los labriegos, y denunció la falta de coherencia con los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución en las empresas que no declaran el número de tierras que mantienen ociosas.

El movimiento cooperativo y campesino en esta provincia cuenta con 1 790 jóvenes, cifra que incluye a los 500 que recibieron tierras por el Decreto Ley 259 en calidad de usufructo.

La UJC en el territorio posee 41 Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), lo que apenas representa al 24,3 por ciento de las unidades de producción. Las Brigadas Juveniles Campesinas, por su parte, ascienden a 121, y agrupan a 2 692 jóvenes.

Los asistentes al activo lamentaron la falta de atención por parte de las direcciones municipales de la Unión de Jóvenes Comunistas y los discretos avances en el funcionamiento de la organización de vanguardia.

Los debates reafirmaron la necesidad de contribuir más a que nuestros estudiantes opten por las carreras agropecuarias en un territorio eminentemente agrícola. Hoy la provincia tiene 81 Círculos de Interés con una matrícula de más de 400 pioneros; 14 campiñas pioneriles, con una matrícula cercana a los 1 500 integrantes; y 21 aulas anexas, con una incorporación superior a los 600 estudiantes.

Yoel Pérez García, segundo secretario del Comité Nacional de la UJC, enfatizó que a las medidas de control es importante incorporarle el permanente trabajo político ideológico que la organización debe desarrollar hombre a hombre.

Agregó que algunas intervenciones demuestran la falta de información de los cuadros en la base, y dijo que es imprescindible que todos cuenten con las herramientas necesarias para el debate y el diálogo con los jóvenes.

Yunaiky Cruz, presidente de la CPA Amistad Cubano Búlgara del municipio de Güines, llamó a fortalecer la organización en las CPA y CCS, con integrantes que demuestran una conducta ejemplar en su actuar diario.

También hay que continuar profundizando en la preparación económica de los cuadros para que desempeñen sus tareas con más calidad, y sepan cómo se elabora un contrato, qué pasos hay que seguir para que llegue a feliz término, opinó Yurisley Casaña, integrante de la cooperativa de producción agropecuaria Rómulo Padrón, de Jaruco.

La UJC y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños trabajan en la preparación de los jóvenes campesinos, encargados en buena medida de viabilizar los cambios que requiere esta rama.

El VI Congreso del Partido definió la necesidad de priorizar el trabajo de la organización juvenil en el sector productivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.