Lugo dispuesto a dar batalla contra fallo ilegal del Congreso

Lugo, que fue víctima el pasado viernes de un golpe de Estado parlamentario que ocasionó una fractura de la institucionalidad nacional, expresó este lunes su decisión de recuperar el cargo e instó a la población a protestar pacíficamente

Autor:

Juventud Rebelde

ASUNCIÓN, junio 25.— El destituido presidente de Paraguay, Fernando Lugo, expresó este lunes su decisión de recuperar el cargo e instó a la población a protestar pacíficamente, mientras un centenar de campesinos llegó a Asunción para sumarse a los manifestantes que desde el viernes se concentran frente al local de la televisión pública de esta capital.

En conferencia de prensa, Lugo informó que dará continuidad a su cuerpo de ministros al estilo de un gabinete que funcionará «a la sombra del oficial» para fiscalizar, observar y monitorear a su sucesor Federico Franco, cuyo Gobierno se encuentra aislado en América Latina y con focos de protesta crecientes, reportó ANSA.

En tanto, el nuevo mandatario le tomó juramento este lunes al gabinete que designó tras su ascenso a Jefe de Estado.

Lugo, que fue víctima el pasado viernes de un golpe parlamentario que ocasionó una fractura de la institucionalidad nacional, instó a sus partidarios a realizar manifestaciones pacíficas en todo el país, tanto para repudiar el fallo del Congreso que lo destituyó como para recuperar el poder.

El citado canal público todavía está a cargo de los funcionarios nombrados durante el gobierno de Lugo, mientras el mandatario designado por el Congreso ya eligió al nuevo Secretario de Comunicaciones y jefe de prensa.

Entre tanto, el depuesto presidente recibió este lunes dos golpes jurídicos en el plano local, uno de los cuales fue el rechazo por la Corte Suprema de su demanda de inconstitucionalidad que presentó contra el juicio político al que lo sometieron, poco antes de que este se iniciara.

La otra decisión adversa a Lugo fue la del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), que reconoció a Federico Franco como presidente «electo»,recordando que formó binomio con Lugo en la misma boleta como candidato a vicepresidente, en los comicios de abril de 2008.

En el plano externo, la situación del nuevo gobierno de Paraguay se complica no solo por la retirada o llamada a consulta de los embajadores de casi todos los países de América Latina, sino por el rechazo al golpe parlamentario de organizaciones regionales como la Comunidad Andina de Naciones (CAN), que llamó al respeto a la institucionalidad democrática en Paraguay.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.