Raúl Castro: Mantener esta Revolución por más de medio siglo es la gran proeza del pueblo cubano (+ Video)

Reitera el Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros que se continuará el proceso de transformaciones en el país. Ratifica su disposición a dialogar con Estados Unidos sobre cualquier tema en igualdad de condiciones. Anuncia la celebración del aniversario 60 del asalto al Cuartel Moncada el año venidero en Santiago de Cuba

Autor:

Juventud Rebelde

Mantener esta Revolución por más de medio siglo es la gran proeza del pueblo cubano, afirmó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente del Consejo de Estado y de Ministros de la República de Cuba, y Primer Secretario del Partido Comunista, al dirigirse a los guantanameros durante el acto central por el Día de la Rebeldía Nacional que este año se celebra en la oriental provincia cubana.

Ante decenas de miles de guantanameros, reunidos en representación de los habitantes del territorio y del país en la Plaza Mariana Grajales, Raúl reafirmó la vocación pacífica del pueblo cubano, pero a su vez la disposición a mantener la Revolución con la misma firmeza de los iniciadores de las gestas independentistas.

Somos una isla chiquita, de gente pacífica, que nos gusta bailar y cantar, establecer amistad con todos, incluyendo Estados Unidos, pero a la vez, como dirían los guajiros, somos un pueblecito un poco «rebencúo», dijo medio en broma el presidente cubano al refeirse a la reafirmación de la soberanía de la Isla.

«Si quieren confrontación, que sea en beisbol, donde a veces ganan ellos y otras veces nosotros, pero no en ningún otro plano», dijo.

Exigimos que nos respeten, pues no se puede dirigir el mundo, y mucho menos en la mentira repetida constantemente, subrayó.

«El día que quieran dialogar, la mesa está servida. Si quieren discutir, discutiremos, de democracia, libertad de prensa, derechos humanos y todos esos cuentos, vamos a discutirlo todo, pero en igualdad de condiciones, porque no estamos sometidos, y no somos colonia de nadie ni títeres de nadie.

«Discutiremos todos los temas que quieran, los de Cuba, los de Estados Unidos, y los de sus aliados de Europa Occidental. Mientras tanto, aquí estamos, y siempre con la caballería lista por si acaso», enfatizó Raúl.

Una vez más proclamo nuestra vocación pacífica, pero defendemos nuestro pueblo y sabremos hacerlo, pues aquí todo el mundo sabe lo que tiene que hacer en cada circunstancia, sentenció.

Raúl, quien tras concluir oficialmente el acto saludó a todos los presentes en la Plaza Mariana Grajales, significó que ese había sido un acto ejemplar, como debieran ser todos los actos, con una magnífica introducción de jóvenes artistas guantanameros y las intervenciones de todos los que participaron en esa tribuna.

Igualmente recordó la tradición de lucha del pueblo guantanamero, quienes a pesar de los sacrificios y fracasos, antes y después del triunfo de la Revolución, no detuvieron la lucha.

El Presidente cubano explicó que la semana pasada fue de una actividad muy intensa, con discusiones a calzón quitado en el Consejo de Ministros y en el Comité Central de los temas que después se analizaron en el máximo órgano del Estado cubano: la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Al respecto subrayó que hay que seguir trabajando, hay que seguir adelante, al ritmo que decidan los cubanos, sin prisa pero sin pausa.

Igualmente destacó que más allá de obras constructivas como finalizar la Autopista nacional, que citó como ejemplo, lo más importante en estos momentos no es hacer una carretera, sino la producción de los bienes materiales y en especial de alimentos para la población en aras de sustituir importaciones.

Con constancia vamos a cumplir todas las metas, que un momento quizás fueron muy ambiciosas en el afán de darle mejores condiciones de vida al pueblo, explicó.

«Estamos al tanto de todos los problemas que confronta el país, los que tiene la población, pero mientras no avancemos en la producción y la productividad no se podrán producir un aumento salarial», indicó.

Emocionado tras el acto, de menos de una hora de duración, Raúl reveló que pese a su amor profundo por todo el país, por América Latina y el Caribe, «sentimos un afecto especial naturalmente en aquellos lugares donde vimos combatir el pueblo, donde vimos caer decenas de compañeros, donde tiembla la tierra porque los hombres y las mujeres y toda Cuba lo quieren».

Igualmente rememoró los cientos y cientos de kilómetros que caminó Fidel desde el desembarco del Granma hasta la Batalla de Guisa, y la creación en Guantánamo del Segundo Frente Oriental Frank País, cumpliendo la orientación del Comandante en Jefe, donde se constituyó un sólido frente que llegó a alcanzar al final de la guerra 12 000 kilómetros cuadrados.

A su vez, adelantó que el año que viene se cumplirán 60 años del ataque al Cuartel Moncada, el cual será celebrado en Santiago de Cuba, pero antes el 28 de enero «tendremos que ir con los estudiantes universitarios, el compañero Machado Ventura, Balaguer y Ramiro Valdés, junto a otros como Faure Chomón, que hicieron la caminata originalmente y todos los que se quieran sumar en ese breve y emocionante recorrido, a conmemorar los 60 años de la Marcha de las Antorchas».

El Primer Secretario del PCC también recordó en sus palabras la intervención norteamericana en las gestas emancipadoras, que dejaron como resultado 60 años de dominio absoluto, «hasta el extremo que la llegada del embajador norteamericano era más importante que la elección del presidente de la República de Cuba»

«Esa etapa llamada democrática y que añoran con tanta insistencia los propios Estados Unidos y toda la gran prensa, eso es lo que pretenden o por lo que luchan algunos grupúsculos, que están creando las bases para que aquí ocurra lo que en Libia, o lo que están haciendo en Siria», dijo.

«Y aunque una vez más proclamo nuestra vocación pacífica, reitero que defenderemos nuestro pueblo y sabremos hacerlo, pues aquí todo el mundo sabe lo que tiene que hacer en cada circunstancia», reafirmó al respecto.

En video, las palabras de Raúl:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.