Almeida en el corazón del pueblo

Se le rindió tributo al Comandante de la Revolución en el tercer aniversario de su deceso

Autor:

Odalis Riquenes Cutiño

SANTIAGO DE CUBA.— Tres heridas recibió en el combate del Uvero, mas no aceptó que lo sacaran de la batalla. Uno de los balazos alcanzó su cabeza, otro le entró entre el pecho y el hombro izquierdo —que milagrosamente fue desviado de su corazón por una cuchara que llevaba en el bolsillo de la camisa—, y el tercer proyectil le penetró en la pierna izquierda, pero sus compañeros solo consiguieron recostarlo a un palo desde donde continuó dirigiendo su grupo en el ataque, que se prolongó por más de dos horas.

Cuentan que en la Sierra Maestra siempre llevaba en los bolsillos papelitos con sus composiciones o las ideas que tenía en la mente prolija del músico autodidacta, que dejó un legado de más de 300 canciones.

Así fue el Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, aquel joven negro, obrero, combativo —al decir de Fidel—, que sucesivamente fue jefe de célula revolucionaria, combatiente del Moncada, prisionero en Isla de Pinos, capitán de pelotón al desembarcar del Granma, oficial del Ejército Rebelde, Comandante de Columna del Tercer Frente Oriental y dirigente de nuestras fuerzas en las últimas batallas victoriosas que derrocaron a la tiranía.

Durante más de medio siglo de Revolución su conducta fue ejemplar, y porque es paradigma de patriotismo y compromiso con el pueblo, este martes, en ocasión del tercer aniversario de su deceso, se le rindió tributo en las invictas montañas de Santiago de Cuba, a las que devolvió la dignidad.

Con los primeros rayos del sol cientos de montañeses, con las principales autoridades del territorio, familiares y combatientes de la Revolución a la cabeza, partieron en peregrinación desde Cruce de los Baños hasta la Punta de la Loma la Esperanza, sitio que acoge el Mausoleo a los Mártires del Tercer Frente, y donde reposan los restos del eterno Comandante de la Revolución.

Allí fueron depositadas ofrendas florales a nombre del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, y del General de Ejército Raúl Castro, y en demostración de continuidad, alumnos de la Escuela Militar Camilo Cienfuegos, del municipio de Contramaestre, realizaron guardia de honor.

Juan Almeida Bosque es más que un referente en la historia patria. Aún guarda la Sierra sus pasos por la tierra mojada. Se siente entre las montañas la melodía de su música y se respira el cariño que sembró con el fusil al brazo o tocando el corazón de su pueblo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.