Convento San Francisco de Asís, última morada de Liborio Noval

El convento habanero acogerá las cenizas del prestigioso fotógrafo Liborio Noval, quien falleció el pasado sábado a causa de un ataque cardíaco

Autor:

Juventud Rebelde

Las cenizas del afamado fotógrafo Liborio Noval descansarán en el traspatio del Convento San Francisco de Asís, uno de los lugares más representativos del Centro Histórico de la Habana Vieja, pues en vida fue un visitante asido de esta singular zona de la capital cubana y un activo colaborador de los proyectos emprendidos por la Oficina del Historiador, declaró a Prensa Latina la directora de Comunicación de esta entidad, Magna Resik.

Durante muchos años, agregó, fue el fotógrafo oficial del Historiador de La Habana, el doctor Eusebio Leal, además de ser un fiel colaborador de nuestras instituciones, precisó.

Considerado uno de los más notables testimoniantes de la épica revolucionaria cubana, su lente también dejó constancia gráfica de los lugares más emblemáticos de la añeja ciudad y la monumental obra de restauración que ejecuta allí la Oficina del Historiador, imágenes que recogió en su libro Solo detalles.

A la espera de concluir la lápida y nicho, que perpetuarán para siempre la memoria del también corresponsal de guerra, sus cenizas reposan en el lobby de Habana Radio, institución con la cual lo unieron lazos fuertes de trabajo, además de atesorar algunas de sus instantáneas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.