Guerrilla de Teatreros por la ruta de los libertadores

El proyecto sociocultural comunitario Guerrilla de Teatreros efectúa una gira por comunidades de Manzanillo, Bartolomé Masó, Yara y Bayamo vinculadas a la ruta realizada en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes y el entonces naciente Ejército Libertador

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma.— El proyecto sociocultural comunitario Guerrilla de Teatreros, que desde 1992 recorre lugares intrincados de Cuba, efectúa una gira de nueve días por comunidades de Manzanillo, Bartolomé Masó, Yara y Bayamo vinculadas a la ruta realizada en 1868 por Carlos Manuel de Céspedes y el entonces naciente Ejército Libertador.

Las presentaciones, que incluyen teatro, música, danza y magia se iniciaron el 9 de octubre en La Demajagua, donde el Padre de la Patria liberó a sus esclavos, hizo público el Manifiesto de lucha y comenzó la guerra por la independencia nacional.

El itinerario, nombrado Cantar por la ruta de Céspedes, comprende los barrios de San Francisco, Palmas Altas, La Martí, Mateo Romás, El Zarzal, Cabagán, San Antonio de Baja, Canabacoa, Alto Piedra y Santa Isabel, algunos de estos incluidos, hace 144 años, en el camino del patriota y sus hombres después del grito libertario.

La gira concluirá el 17 de octubre, cuando los integrantes de este proyecto itinerante entren a Bayamo montados a caballo y vestidos de mambises para intervenir en el desfile inaugural de la Fiesta de la Cubanía, que concluirá el 20 de octubre, fecha en que la Ciudad Monumento fue liberada por el Iniciador y sus seguidores.

El grupo, dirigido por René Reyes y compuesto por unos 40 artistas, ostenta, entre otros premios, el internacional Somos Patrimonio (2003), el Abril (2000), el de Cultura Comunitaria (2005) y la condecoración Juan Marinello.

La Guerrilla, experiencia única en Cuba, comenzó con actores de varias agrupaciones granmenses, pero desde 2002 asumió un formato con integrantes propios, quienes actúan varias veces al año en improvisados escenarios en la montaña o el llano, que van desde secaderos de café hasta guardarrayas, árboles y descampados bajo el sol o la luna.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.