Un sueño se agiganta - Cuba

Un sueño se agiganta

Proyecto Corazón Guamacaro Km 9 recibe el premio Memoria Viva 2012, del Centro Cultural Juan Marinello

Autor:

Hugo García

LIMONAR, Matanzas.— El Proyecto Corazón Guamacaro Km 9, que este 18 de octubre recibió el premio Memoria Viva 2012, que confiere el Centro Cultural Juan Marinello, ha llegado a las entrañas del Valle de Guamacaro para quedarse.

Ulises Rodríguez Febles, su promotor principal, nos adentra en el nacimiento y evolución de este regreso a sus orígenes: «El primer espacio de actuación fue el Círculo Social de la cooperativa de producción agropecuaria Crucero Aurora (antigua Sociedad de Colonos), en la Finca Dolores Junco, en el Km 9 de la carretera de Limonar a Cárdenas. En esa primera presentación participaron el circo Espectro, el Grupo de artes marciales Sensei y los narradores orales Loreley Rebull y Rafael Ribot. Se presentaron libros y se expusieron obras artísticas. Y desde esa primera oportunidad los artistas compartieron e intercambiaron experiencias con los vecinos, en su mayoría campesinos.

«El sueño entonces creció, como si sembráramos un surco de guagüí, nuestro producto agrícola tradicional», precisó Ulises.

«El proyecto se concibió con la idea de ir desarrollando por kilómetros diversas iniciativas. El Km 9 es el principio, porque precisamente allí me crié; pero dramatúrgicamente se retrocede o se adelanta en diferentes puntos de la carretera, según las necesidades, las prioridades o hasta los obstáculos del proyecto».

El dramaturgo precisa que «el proyecto, abarcador e integral, pretendió desde el comienzo indagar en la historia, las costumbres y tradiciones, y en la identidad del Valle de Guamacaro, de Limonar; y a partir de ese momento se iniciaron una serie de investigaciones relacionadas con esa memoria: las maneras de cultivar algunos renglones agrícolas, las tradiciones culturales, las historias de los ingenios, los personajes pintorescos y los sucesos ligados a diferentes etapas de la Historia de Cuba, desde los aborígenes hasta la actualidad.

«Trabajamos con los diversos grupos etáreos del valle en la búsqueda de la identidad, pero siempre con artistas de las diversas manifestaciones que se acercan a la escuela, a los campesinos, al hogar de ancianos y al público en general».

La cooperativa de crédito y servicios Jesús Menéndez les ha dado a los participantes en el proyecto un espacio que llamaron Homenaje a Pablo Neruda, quien soñó una vez con un sitio en que los artistas pudieran refugiarse y crear sus obras: «Estamos construyendo un lugar para que los proyectos de investigaciones arqueológicas, históricas, ecológicas y agrícolas, sociales y artísticas confluyan en ese espacio en que el artista se integra a la tierra y a la vez produce.

«Estamos enfrascados en el desarrollo sostenible de la agricultura, para que el progreso social sea integral y se concrete la identidad rural más allá de un proyecto.

«La esencia de esta entrega está en cómo podemos ayudar al otro, extenderle la mano, compartir e intercambiar sabidurías; en respetar costumbres que vienen de nuestros ancestros, afirmados en una cultura de la ruralidad.

«Al ser humano hay que enseñarle a sentir orgullo de su tierra, a identificarse con su pasado, a comprenderlo, para que un día puedan enfrentar el futuro».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.