El esfuerzo cura las heridas que ocasionó Sandy

Aún se contabilizan los perjuicios que dejó el huracán tras su devastador recorrido por Guantánamo

Autores:

Nelson García Santos
Yisel Reyes Laffita
Mayra García
Lilibeth Alfonso Martínez
Yaneisy Nolazco
Pablo Soroa
Jorge Luis Merencio

En esta primera etapa de la fase recuperativa aún se contabilizan los perjuicios que dejó Sandy tras su devastador recorrido por el oriente de la Isla, al tiempo que se restaña con prontitud todo lo que dejó maltrecho.

En Guantánamo se repara la infraestructura hidráulica de la provincia. Aunque impostergable, esa tarea dista de ser fácil. Se afectaron unas 72 estaciones de bombeo de acueductos y una instalación similar de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico.

La obstrucción de la rejilla de entrada del Trasvase Sabanalamar Pozo Azul fue resuelta con el empeño de la población y de los trabajadores de esa gran inversión hidráulica —una de las mayores del país—, para que siguiera garantizando agua segura para el riego en el Valle de Caujerí.

También se dañaron la cubierta del silo de cemento del Acueducto que se construye en el sur de la ciudad de Guantánamo, y casi diez toneladas de cemento que se encontraban en el mismo.

Mas el paso del meteoro no afectó la presa reguladora Faustino Pérez (antes La Esperanza), y se adoptaron medidas para evitar demoledores golpes de agua que pudieran haber perjudicado más a la ciudad de Guantánamo.

Entre los pocos efectos positivos de Sandy en Guantánamo, se consideran los más de 50 millones de metros cúbicos del preciado líquido que han enriquecido los reservorios de este territorio.

Dos de los más importantes embalses de la provincia, Los Asientos y La Yaya, continúan vertiendo, en tanto la Faustino Pérez alivia de forma controlada para evitar que su volumen sobrepase su capacidad, de 26 millones de metros cúbicos de agua.

Juan Carlos González Dalmau, subdelegado técnico de Recursos Hidráulicos, dijo que la situación se informó oportunamente y se adoptaron todas las medidas para salvaguardar la vida y los bienes materiales de las personas que residen aguas abajo de esas presas.

El funcionario sostuvo además que los embalses guantanameros se encuentran a un 95 por ciento de su capacidad de llenado, pues atesoran actualmente más de 330 millones de metros cúbicos de agua, que harán posible el suministro del líquido durante el próximo período de sequía.

En los cultivos

Más de 11 000 toneladas de viandas y 150 000 latas de café se perdieron en Guantánamo, una de las principales provincias que cosecha este rubro, a causa de las furiosas embestidas del huracán Sandy, dijo Abelio Machuca Vega, delegado de la Agricultura en el territorio.

Las arremetidas del fenómeno meteorológico alcanzaron a cerca de 8 000 hectáreas de cultivos varios, entre estas, las de los principales polos productivos de plátano ubicados en Niceto Pérez, Chutines, Yateritas y San Vicente de Jamaica. Pero cuando aún se cuantifican los daños en la Agricultura, Cultivos Varios emprende un programa de siembra de productos de ciclo corto (más de 300 hectáreas de boniato, 180 de maíz, 180 de calabaza, más de 150 de tomate y unas 60 de diferentes variedades de yuca).

De igual forma se propone contratar el ciento por ciento de la producción existente para priorizar el consumo social y el abastecimiento de mercados y puntos de venta en los próximos meses, por lo que el Delegado de la Agricultura pidió a los campesinos que colaboren con sus producciones para poder enfrentar la escasez que se avizora entre los meses de diciembre a abril.

Por otra parte, más de 40 brigadas, motosierras en mano, se ocupan del acordonamiento y limpieza de los cafetales (aprovechando a su vez la madera de los árboles derribados), al tiempo que estudiantes y trabajadores recogen el cerezo goteado. También se trabaja en la recuperación del café afectado en los centros de beneficio.

Al campesino Eduardo Borges Felicó y a trabajadores de su finca correspondió el mérito de haber reiniciado la siembra de tomate en el Valle de Caujerí, uno de los polos productivos de esta provincia dañado severamente por el huracán Sandy.

El hecho tuvo lugar el pasado domingo al filo del mediodía, cuando ya habían cesado las lluvias dejadas por el organismo meteorológico y el Sol comenzaba a contrarrestar la humedad del suelo.

Este socio de la cooperativa de crédito y servicios Elís Rodríguez, de El Corojo, debe plantar una hectárea y media de la hortaliza, cuya cosecha está comprometida totalmente con la industria, según reveló.

En el Valle de Caujerí fueron afectadas 151,7 hectáreas de tomate, de estas 18 en su totalidad. Además se perdieron posturas en canteros para 90 hectáreas y se averiaron nueve casas de producción de simientes que ya fueron restablecidas, argumentó Céspedes Lobaina Arias, delegado de la Agricultura en el municipio de San Antonio del Sur, al cual pertenece el renombrado sitio.

Puntualizó Lobaina Arias que los vientos y lluvias de Sandy también dañaron 43 hectáreas de frijol (19 totalmente), 31 de garbanzo, 227 de plátano, 15 de yuca y tres de frutabomba.

Céspedes Lobaina sostuvo que «por lo pronto reiniciamos las plantaciones en varios sitios. La reprogramación de las siembras nos obliga a plantar en noviembre no menos de 200 hectáreas y en diciembre dar el impulso final».

El espíritu de trabajo en el Valle de Caujerí también está presente en la unidad empresarial de base (UEB) Cultivos Varios Yateritas, colectivo también comprometido con el abastecimiento de productos agrícolas a la ciudad de Guantánamo.

En ese emporio platanero se afectaron considerablemente 160 de las 172 hectáreas en producción, precisó Arisel Samón Pérez, director de la UEB, quien añadió que «iniciamos la recuperación de las áreas, para luego rehabilitar los sistemas de riego que hoy permanecen debajo de las plantaciones abatidas y así poder aplicar fertilizantes para ayudar a la recuperación del cultivo».

El experimentado agricultor aseguró tener diseñado un programa de siembra emergente de boniato, yuca y calabaza para atenuar el déficit de plátano en los meses venideros. «Para esa tarea ya disponemos de 14 hectáreas», dijo con optimismo.

Sin señal de radio y televisión

La afectación de los servicios del centro transmisor de Sabaneta, comunidad del municipio de El Salvador, fue otro de los estragos causados por el huracán, por lo que se mantienen sin cobertura televisiva y radiofónica los poblados Gran Tierra, Achotal, Calabaza de Sagua y Alcarraza, zonas en las que tampoco ha podido restablecerse la electricidad.

Según una nota informativa de la División Radiocuba Guantánamo, la estructura de la torre de Sabaneta fue derribada completamente a causa de los fuertes vientos que trajo consigo el evento, ocasionando además, otros daños materiales.

En estos momentos se trabaja para cambiar este escenario y se espera por la llegada de cables y otros recursos solicitados a la Dirección Nacional de Radiocuba para comenzar el montaje de la nueva estructura, y de esta forma proceder al restablecimiento de los servicios.

Retaguardia para el Oriente

Con el envío a Santiago de Cuba y Holguín de 520 postes para la telefonía y la electricidad, la provincia más occidental de Cuba continúa su apoyo solidario a las zonas afectadas.

Las unidades, procedentes de la planta de impregnación de postes de Pinar del Río, pudieran incrementarse en el transcurso de varios días, cuando se piensa concluir el procesamiento de otros 600 postes.

Estas primeras asignaciones servirán para solucionar los problemas más urgentes en estos servicios de primera necesidad, informó Francisco Díaz Roque, director de la UEB perteneciente a la Empresa Forestal Integral Macurije.

Según Díaz Roque, hasta el cierre de diciembre la planta, ubicada en Guane, deberá entregar 9 234 postes que servirán para resarcir daños ocasionados por el huracán Sandy en redes telefónicas y eléctricas de la región oriental.

También en actitud solidaria la provincia de Villa Clara acaba de planificar una siembra emergente de viandas, hortalizas y granos en la campaña de frío, con notables incrementos a fin de abastecer este territorio y ayudar a las provincias orientales.

Según Daniel Morales Albalat, jefe del Departamento de Cultivos Varios de la Agricultura en Villa Clara, se prevé plantar una cantidad significativa de hectáreas de viandas y de hortalizas.

Para concretar esto se cuenta con las semillas necesarias, la disponibilidad de la maquinaria para la preparación de la tierra se encuentra en un 70 por ciento y se dispone de la tracción animal.

El funcionario de la Agricultura precisó que este plan se discutirá con cada una de las formas productivas y será objeto de un análisis sistemático a fin de lograr su cumplimiento.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.