Cuando la vida vuelve

Aunque falta mucho por hacer, Santiago de Cuba comienza la semana con buenas nuevas, símbolos de recuperación que agradecen sus habitantes

Autor:

Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— Se retira el escombro de las calles de Santiago, al tiempo que más hogares se iluminan, los ómnibus retoman sus rutas y los santiagueros renuevan esfuerzos con el propósito de tener su tierra hermosa y lista para celebrar el aniversario 60 del asalto al Moncada.

El 53,8 por ciento electrificada

Las líneas primarias de 38 circuitos de la ciudad de Santiago de Cuba ya fueron restablecidas, lo que significa un avance importante para concluir con prontitud el restablecimiento de las secundarias.

El ingeniero Adrián Blázquez Sánchez, director de la Empresa Eléctrica en el territorio, señaló que en estos momentos el trabajo se centra en la electrificación de las viviendas, proceso que se ha hecho más complejo debido a la cantidad de tendidos eléctricos en el suelo, postes caídos,  contadores y cables que no existen, entre otros factores.

En la provincia, solo el 53,8 por ciento de los consumidores poseen el servicio, y en el municipio cabecera más del 64 por ciento ya disfruta de electricidad.

Explicó que se han ubicado en el territorio seis «islas» (grupos electrógenos), que brindan el servicio eléctrico a zonas que no se pueden abastecer del Sistema Electroenergético Nacional. Entre estos se cuentan sitios de Songo-La Maya, Guamá, Mella y Segundo Frente; así como Cayo Granma y La Socapa, en la cabecera provincial, severamente afectados por Sandy.

«Aún existen zonas de silencio en todo el territorio santiaguero, en las cuales se trabaja. La perspectiva es seguir laborando intensamente para brindarle este servicio lo más pronto posible a la población», declaró Blázquez Sánchez.

Disminuye la basura

Hasta este lunes se habían recogido en toda la provincia de Santiago de Cuba un estimado de 700 888 metros cúbicos de escombros y restos de árboles, según informó Yoandra Macías Vázquez, subdirectora de la Dirección Provincial de Servicios Comunales.

Más de 50 brigadas de Camagüey, Granma, Las Tunas, Villa Clara, Pinar del Río, Guantánamo y Cienfuegos, más varias empresas y organismos de la provincia, junto a otras de las FAR y el Minint, tienen la misión de recoger casi cuatro millones de metros cúbicos de escombros y restos de árboles en todos los municipios santiagueros.

En la cabecera provincial los consejos populares más complicados resultan aún Flores, Boniato, Chicharrones, Los Olmos, Agüero-Mar Verde, José Martí, Santa Bárbara y el 30 de Noviembre, por el gran volumen de desechos sólidos que se encuentran en sus calles.

Aunque todavía ninguno de los 28 consejos populares de la ciudad se ha declarado limpio, «cada brigada de recogida cuenta con un representante de Comunales, que certifica que el Consejo Popular está limpio», precisó Yoandra Macías Vázquez.

En los lugares de vertimiento (Vertedero Municipal Gascón, La República, Rellenos sanitarios Micro 1 y Micro 3), los técnicos de higiene y epidemiología certifican la entrada de los desechos sólidos para llevar un control sobre lo que se hace y mantener también la seguridad en la salud de la población citadina», comentó la funcionaria.

Sandy afectó en 82 parques el sistema de alumbrado, el mobiliario, la jardinería y las aceras; por lo  que después de la recogida de escombros, las brigadas de Servicios Comunales trabajarán en esos espacios de recreación para que la población tenga un lugar acogedor para descansar.

La directiva hizo un llamado a los santiagueros a que no viertan basura en los lugares que ya fueron higienizados para no atrasar las labores y apoyar de esa forma el esfuerzo de los brigadistas que trabajan hasta muy tarde en la noche.

La subdirectora de la Dirección Provincial de Servicios Comunales informó que en el caso del parque zoológico se sigue el proceso de limpieza y recuperación de las vías de acceso y las jaulas de los animales, y confirmó que todos los ejemplares están resguardados.

En el cementerio Santa Ifigenia ya comenzó la reparación del edificio socio-administrativo, prácticamente destruido durante el paso de Sandy, y se trabaja en el rescate del patrimonio que atesora el camposanto.

«Tenemos además como premisa que por cada árbol que derribó Sandy, sembrar dos y reforestar la ciudad lo más pronto posible».

Regresó el helado

Otra de las buenas nuevas es que uno de los alimentos más buscados por los pobladores de esta calurosa ciudad volvió a sus predios. Desde este fin de semana comenzaron a brindar sus servicios los Coppelia La Arboleda y El Jardín de las Enramadas, lugares muy visitados por habitantes y foráneos y símbolos de la urbe.

«El sábado reabrió sus puertas este Coppelia, prestando su servicio con unas 500 toneladas de helado de chocolate y mantecado, procedentes de la fábrica de Palma Soriano», informó Andrés Goire Castilla, administrador de La Arboleda.

«Las áreas de los salones y del autoservicio —las sombrillitas— están prestando el servicio completo y los famosos “piticos” (carpas o quioscos) también se suman, aunque parcialmente, a la venta del helado», explicó Goire Castilla.

El área de la ampliación, por el momento, no prestará servicio, debido a los daños significativos sufridos en sus estructuras metálicas y en las lonas. Se espera que para la próxima semana se comience a ofertar el helado allí, ya que una brigada de Santiago trabaja en su reestructuración y recuperación.

La disposición de su colectivo a incorporarse a las labores de restablecimiento y continuar ofreciendo un servicio de calidad y eficiencia es una motivación firme en estos días de recuperación.

Tras el paso del huracán Sandy y su ensañamiento contra nuestra provincia, se vieron grandemente afectadas todas las instalaciones que prestaban el servicio de heladería en el territorio.

El Coppelia en Santiago es sitio de tertulias, discusiones, citas amorosas, refugio de estudiantes y trabajadores que hacen suyos aquellos espacios donde se refrescan del intenso calor; la reanudación de sus labores es un signo positivo en la reanimación de la ciudad.

Con el regreso a la producción, en la tarde del sábado, de la fábrica de helados Siboney, en el municipio cabecera, se garantiza un ritmo de entrega del alimento que permitirá que las heladerías presten su servicio con regularidad.

Poco a poco la vida en Santiago de Cuba va retomando su curso habitual, como expresión de cuánto se hace para borrar las nefastas huellas de Sandy.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.