Universidad de Oriente reanudará clases parcialmente - Cuba

Universidad de Oriente reanudará clases parcialmente

Las modalidades del curso diurno, por encuentros, a distancia y continuidad de estudios en las facultades de Humanidades, Ingeniería Eléctrica, Mecánica, Química y Construcciones, así como la especialidad de Turismo retomarán las clases en aulas recuperadas

Autor:

Eduardo Pinto Sánchez

SANTIAGO DE CUBA.— El próximo miércoles 14 de noviembre, la mitad de las 32 carreras que se estudian en la Universidad de Oriente (UO) reiniciarán las actividades docentes en la sede Julio Antonio Mella, según expresa una nota enviada a la prensa por la rectora de la institución, Doctora Martha del Carmen Mesa Valenciano.

Las modalidades de curso diurno, por encuentros, a distancia y continuidad de estudios de las facultades de Humanidades (todas sus carreras), Ingeniería Eléctrica, Mecánica, Química y Construcciones, así como la carrera de Turismo, retomarán las clases en aulas recuperadas, en áreas de centros de estudio o de investigación o en espacios cedidos por varios organismos e instituciones fuera de la Universidad.

Para ello ya se dispuso la apertura de la residencia de la sede Mella, desde el próximo lunes 12, para acoger a los becarios de las facultades mencionadas.

En las otras dos sedes, Antonio Maceo y Frank País, continúan los trabajos de recuperación de los daños causados por el huracán Sandy, y se informará oportunamente sobre el retorno a la docencia en el resto de la Universidad.

Se mantiene activado el puesto de mando del centro las 24 horas, así como los teléfonos 63-1860 y 63-1832 para aclarar cualquier inquietud de los estudiantes o de sus familiares.

Días de recuperación

El regreso a las aulas en este centro de altos estudios es posible gracias al esfuerzo continuado de los miembros de este colectivo y de otros organismos, quienes no han bajado la guardia para recuperar pronto el plantel.

Las difíciles condiciones en que dejó el meteoro a la Universidad provocaron que padres y alumnos miraran con incertidumbre la culminación del curso 2012-2013. «Pero desde el inicio les transmitimos la confianza a los estudiantes y a sus familiares de que el curso no se iba a perder», destacó la Doctora Yolanda Corujo Vallejo, vicerrectora docente del centro.

Con esta meta —explicó— se propusieron variantes a las distintas facultades para reorganizar el proceso educativo, sin que esto vaya en detrimento de los objetivos docentes o atente contra la estructura de las brigadas. Se han reformulado los programas de estudio, se hicieron reajustes en los contenidos, se trasladarán asignaturas de un semestre para otro o hacia otros cursos, pero no se afectará el fondo de horario de las disciplinas, y además está previsto reajustar actividades relacionadas con las prácticas laborales.

Sobre las afectaciones y el proceso de recuperación en la Universidad, el máster Jorge Mascarell Sarmiento, vicerrector administrativo, destacó que los principales daños están relacionados con la caída de árboles y del tendido eléctrico; la pérdida de casi todas las cubiertas en los almacenes de libros y alimentos, y la destrucción del mobiliario de las aulas y de los ventanales de madera y aluminio en varios edificios de la institución.

«Fueron considerables las afectaciones, pero con el empeño y la responsabilidad de estudiantes, profesores y demás trabajadores, así como con el apoyo incondicional del Micons, las FAR y alumnos de las universidades de Las Tunas y Guantánamo, se hará posible la reanimación de la UO», subrayó el directivo.

Casi toda la bibliografía del segundo semestre se perdió en el almacén central; en este sentido Mascarell Sarmiento señaló que ya varios centros de la Educación Superior en el país han manifestado su disposición para reponer con sus fondos bibliográficos los materiales necesarios.

Se supo que prácticamente en toda la UO se ha recuperado el fluido eléctrico, lo cual facilita las actividades de reparación de los locales y la sustitución de los ventanales dañados.

De la misma manera trabajan en la higienización de las diferentes áreas, como las residencias estudiantiles, lugares de recreación, edificios administrativos, calles, parques y otros espacios, de donde se han recogido hasta la fecha más de 200 camiones de desechos sólidos. En estos momentos en la Universidad santiaguera también se trabaja con las autoridades de Salud Pública para evitar la proliferación de vectores y garantizar la seguridad del agua y de los alimentos.

El Vicerrector de Administración resaltó que ninguno de los centros de elaboración de alimentos de las tres sedes fueron dañados en sus estructuras o equipamiento, lo que favorecerá la reapertura de las becas.

«Sabemos que no todos los espacios tendrán las condiciones idóneas o de confort para el desempeño de los estudiantes, pero contamos con la comprensión y apoyo de padres y alumnos para cumplir el objetivo de concluir el curso sin que se pierda la calidad en el proceso docente», recalcó Mascarell Sarmiento.

Sobre la situación de los becarios extranjeros se especificó que permanecen seguros en las sedes Antonio Maceo y Julio Antonio Mella, de esta institución, y que se han incorporado con disciplina y entusiasmo a todas las labores de recuperación de la Universidad de Oriente.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.