Sandy, tres semanas después - Cuba

Sandy, tres semanas después

Holguín muestra avances en la recuperación de servicios vitales como la electricidad y la telefonía, al tiempo que asegura el cumplimiento de los planes de siembra agrícola y de caña para la venidera zafra

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

HOLGUÍN.— Tres semanas después del paso del huracán Sandy por este territorio, la vuelta casi a la normalidad de servicios vitales como la electricidad y la telefonía apuntala la confianza en la recuperación de otros sectores de la economía, siempre a partir del trabajo intenso de cada colectivo laboral.

Lo anterior trascendió durante la última sesión de trabajo del Consejo de Defensa Provincial, en el cual su presidente, Jorge Cuevas Ramos, ratificó que los holguineros saldrán más fortalecidos de esta experiencia.

La reparación de redes eléctricas de distribución en la provincia alcanza ya el 99,22 por ciento, según informó el ingeniero Héctor Lugo Graña, director de la Empresa Eléctrica en Holguín, quien agregó que los esfuerzos de los obreros del ramo se concentrarán en devolver el servicio hasta el último de los clientes en lo que resta de semana.

Lugo Graña señaló entre las principales dificultades para alcanzar el ciento por ciento de la recuperación el estado de los caminos o de algunas rutas en áreas montañosas de los municipios de Sagua de Tánamo y Mayarí, donde se destaca el caso de Pinares.

Por otro lado, la obligada reconstrucción total de algunos de estos circuitos favorecerá a los residentes en asentamientos poco poblados, pero igualmente aislados, como Monte Frío, en Urbano Noris.

Mientras, ya siete de los 14 municipios holguineros disfrutan de la completa normalización del suministro eléctrico, en tanto los siete restantes revelan avances entre el 95 y 99 por ciento.

El restablecimiento de la energía ha repercutido favorablemente también en la distribución del agua, mediante la cual se benefician ya más de medio millón de personas.

Disminuyen las interrupciones telefónicas

Alentador resulta para los holguineros el resarcimiento paulatino de las comunicaciones telefónicas, estimado ayer en un 96,7 por ciento, y con lo cual se espera tener concluido totalmente el servicio en la jornada de este jueves.

El ingeniero Agustín Chiong Aguilera, delegado provincial del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, informó que solo restan por restablecerse el servicio de 228 clientes, de los más de 10 500 que se afectaron tras el impacto de Sandy, a causa de la caída de postes, cables y falta de fluido eléctrico.

Solamente en la provincia de Holguín fue necesario reponer más de 400 postes telefónicos, los cuales quedaron derribados, partidos e inclinados.

El frente principal de los especialistas y obreros de las comunicaciones se concentra hoy en el municipio de Mayarí, el más severamente golpeado en este sector y donde todavía se concentra la mayor cantidad de teléfonos desconectados.

Entre las averías más complejas que afrontaron estos trabajadores se encuentra la ocurrida en un tramo de fibra óptica perteneciente al parque eólico de Gibara, y otro similar en Cayo Saetía, actualmente recuperado.

Se trabaja intensamente en el montaje de las dos torres de repetición de radio en Banes y Mayarí, derribadas por la fuerza de los vientos y con 79 y 90 metros de altura, respectivamente.

Chiong Aguilera ponderó el valioso apoyo que brindaron a los colectivos de reparadores holguineros las brigadas provenientes de las provincias de Pinar del Río, La Habana, Mayabeque, Villa Clara y Cienfuegos.

Vista a la zafra azucarera

Los graves perjuicios a la agricultura cañera de la provincia de Holguín tampoco doblegan a los trabajadores del sector, quienes apuntan a cumplir el plan de siembra de frío previsto, también en los próximos días. Miles de hectáreas de este cultivo quedaron anegadas, quebradas o encamadas al paso de Sandy.

Cuevas Ramos reflexionó que el aprovechamiento y la organización de las fuerzas durante los meses de frío serán trascendentales para vencer el compromiso contraído por ese sector, ascendente a la siembra de mil hectáreas más antes de finalizar el año.

Los obreros agrícolas de Urbano Noris, uno de los ocho territorios más golpeados por el meteoro, fueron los primeros en cumplir.

La agilización de las reparaciones industriales y el alistamiento de los equipos agrícolas que intervendrán en la próxima zafra azucarera, son otros de los objetivos en que se centran los azucareros.

Por otro lado, la recuperación de 3 426 hectáreas de cultivos varios dañadas, de plátano mayormente, y la siembra de 2 611 hectáreas de viandas, hortalizas y granos de ciclo corto, son otros reconfortantes resultados de estos días.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.