Tributo a Ciro Redondo en Artemisa

En una emotiva velada político-cultural, los artemiseños expresaron su gratitud a ese joven impetuoso, miembro de la Generación del Centenario, a cincuenta y cinco años de su caída en combate

Autor:

Adianez Fernández Izquierdo

ARTEMISA.— Cincuenta y cinco años después de su caída en combate, los artemiseños rindieron tributo a Ciro Redondo en el Mausoleo a los Mártires del Moncada, sitio donde descansan sus restos.

En una emotiva velada político-cultural, expresaron su gratitud a ese joven impetuoso, miembro de la Generación del Centenario y protagonista de hazañas valerosas que contribuyeron al triunfo en enero de 1959.

Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en el territorio, afirmó que «su memoria y estirpe de joven revolucionario y cabal se renueva y perdura, por las nobles y justas ideas que defendió y que no perderán vigencia».

Durante la ceremonia, Sergio Redondo, hermano de Ciro, entregó a Ulises Guilarte la bandera cubana con la cual fueron cubiertos los restos del héroe en su traslado desde Santiago de Cuba hasta su tierra natal: Artemisa, el 13 de marzo de 1959.

Claudia Hernández González, en nombre de los jóvenes, exaltó la figura de este joven revolucionario, quien con apenas 25 años ofrendó su vida por la Revolución y fue capaz de afirmar en el juicio a los asaltantes al Moncada: «Vine a acabar con Batista, y si 20 veces tuviera la oportunidad, 20 veces lo haría».

Estuvieron presentes en la cita de recordación los Comandantes de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, miembro del Buró Político del Partido y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; y Guillermo García Frías, miembro del Comité Central del Partido.

Junto a ellos también estuvieron expedicionarios del Granma, asaltantes al Cuartel Moncada, familiares de Ciro, dirigentes del Partido, el Gobierno y demás organizaciones políticas y de masas.

Ciro, que estuvo entre los expedicionarios del Granma, participó en los combates de Arroyos del Infierno, Altos de Espinosa, Bueycito, El Hombrito, Pino del Agua, y Mar Verde, donde cayó mientras arremetía contra las líneas del asesino Sánchez Mosquera.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.