Al pueblo no se le hacen favores, se le rinden cuentas

Solicitan a los ministerios y otros organismos de la Administración Central del Estado que expliquen cuál es su dinámica de atención a los planteamientos del pueblo en cada provincia y cómo se priorizan los recursos para darles salida

Autor:

Juventud Rebelde

La rendición de cuentas de los delegados ante sus electores debería ser un proceso continuo y personalizado según las características de cada barrio y sus representantes, sin limitarse al ámbito de las asambleas semestrales.

En la Comisión de Órganos Locales varios diputados resaltaron el valor del despacho sistemático para recoger o responder planteamientos y visibilizar la gestión individual a cada nivel, pero también para acercarse a las peculiaridades socioeconómicas y culturales de la comunidad, sus necesidades sentidas y reclamos históricos, cuyas soluciones deberían encontrar lugar en los planes y presupuestos del municipio si se quiere prestigiar el rol de los órganos locales del Poder Popular y, en especial, a sus delegados de base.

En cuanto a la planificación de las asambleas, se orientó usar más el sentido común al dividir la circunscripción en áreas, prever el momento oportuno y la distancia entre el local de encuentro y las viviendas para lograr un número razonable de participantes, además de conocer de antemano la problemática diferenciada y las potencialidades de cada barrio para no perder el hilo de la discusión y no desaprovechar la ocasión de estimular públicamente a quienes se destacan en su vida profesional o en el trabajo comunitario.

Ese es también el momento para actualizar a la población acerca de las nuevas políticas del país, explicarle el modo en que inciden en su realidad cotidiana y proponer alternativas para resolver o paliar con recursos propios las cuestiones que se discuten, insistieron los diputados.

De los 209 612 planteamientos recogidos en el último proceso asambleario, el 52,3 por ciento tuvo en cuenta la participación popular en su solución. Las provincias más sobresalientes en esa dirección fueron Artemisa (90,7 por ciento) y Granma (72,8); mientras que las cifras más bajas se reportaron en el municipio especial de la Isla de la Juventud (16), Mayabeque (37,2) y Pinar del Río (38,7).

En este punto del debate la comisión entendió necesario solicitar a los ministerios y otros organismos de la Administración Central del Estado que expliquen cuál es su dinámica de atención a los planteamientos en cada provincia y cómo se priorizan los recursos para darles salida.

Otro tema de la jornada fue el funcionamiento del sistema de Atención a la población. Vivian Leal, quien coordina esta actividad a nivel nacional, se refirió en su informe al avance respecto a años anteriores en cuanto a la recepción y tramitación de quejas, solicitudes y denuncias, pero resaltó cuánto daño hace la falta de exigencia de quienes deben fiscalizar este mecanismo en los municipios, lo cual se revierte en insatisfacción popular y falta de prestigio de la gestión de gobierno a todas las instancias.

Como elemento significativo apuntó que aún se presta más interés en la base a los casos que se conocen a través de cartas elevadas a instancias nacionales o publicadas en los medios de difusión, los cuales en muchas ocasiones reciben solución inmediata por parte de las mismas entidades o funcionarios que bochornosamente forzaron a esas personas a un peregrinaje burocrático plagado de maltrato y falta de atención.

Más allá del valioso rol que juegan esos mecanismos, no debería desaprovecharse el escenario de las entrevistas personales para escuchar de primera mano el fenómeno y, de paso, explicar a la gente las circunstancias actuales del país y el territorio, sin caer en compromisos irreales o demorar una respuesta por años para luego declarar el asunto sin solución.

La comisión discutió la falta de iniciativa, sensibilidad y empatía de numerosos cuadros y funcionarios al frente de esta tarea, quienes no dan seguimiento a los acuerdos o responden superficialmente con argumentos técnicos para eludir el caso, sin buscar alternativas para atender hasta donde sea posible tales peticiones y quejas, especialmente las que provienen de la población más vulnerable socialmente.

También se ha detectado cierta falta de profundidad y de ética a la hora de investigar denuncias de ilegalidades o maltratos, al punto de verificar con el propio funcionario denunciado la autenticidad de los argumentos que se aportan.

En la comisión quedó claro que es preciso delimitar el objeto social de cada entidad para que esta no vea como «favores» a la población el cumplimiento de tareas que le son inherentes, y seleccionar adecuadamente al personal a cargo de la atención al pueblo para que la combine armónicamente con otras obligaciones y no quede relegada, como sucede hoy en muchos casos, una función prioritaria del Poder Popular y sus dependencias a todos los niveles.

Redoblan la inspección sanitaria

A redoblar el trabajo en la inspección sanitaria, que juega un papel decisivo en la prevención de enfermedades, instó Roberto Morales Ojeda, ministro de Salud Pública, en la Comisión de Salud y Deportes, en la que se debatió sobre la marcha de la campaña nacional contra el Aedes aegypti.

El doctor Morales también indicó que los inspectores, responsabilizados con el autofocal en las viviendas y centros laborales, deben desempeñar un papel más activo. Igualmente señaló que se debe incidir en el autocuidado por parte de cada núcleo familiar. «La actuación del Ministerio de Salud Pública como organismo rector, junto a la población y los organismos estatales, propiciará una mejor calidad de vida para el pueblo. Y así gastaremos menos recursos para resolver los problemas sanitarios», sentenció Morales.

En la misma comisión, el ingeniero Fernando Humberto Arrojas, director del Instituto Cubano de Investigación Digital (ICID), abordó la actualidad y perspectivas de los equipos médicos para los servicios de cardiología y la atención a pacientes graves.

Arrojas detalló que este es un trabajo científico-técnico colectivo, que impacta en la calidad e incremento de las perspectivas de vida de nuestro pueblo. Y muchos de estos equipos también se exportan.

La técnica del ICID está diseminada por todas las instituciones de salud del país. Sus dispositivos pueden ser utilizados en salones de operaciones y de cuidados intensivos, en salas de rehabilitación cardiovascular, en cada centro de diagnóstico integral y en las propias ambulancias. Entre sus disímiles usos aparecen la medición de la presión arterial y los trastornos del ritmo cardíaco.

En este año, el ICID ha entregado muchos de estos vitales equipos al Sistema Nacional de Salud, y prevé otro plan de suministros para el 2013.

Entre otros, Arrojas hizo mención al Monitor Multiparamédico Doctus VI, el Telemonitor Movicorde, Electrocardiógrafo Cardiocip BB, la Estación Central de Monitoreo Galaxy y el Desfibrilador Cardiodef.

La Comisión de Relaciones Internacionales de la VII Legislatura, en esta segunda jornada de sesiones, recibió información detallada sobre el comportamiento del Plan de la Economía y el Presupuesto en el año 2012 y las perspectivas para el 2013.

Los diputados, durante estos dos días, fueron actualizados de la situación internacional en el cierre del año y los principales escenarios para el 2013.

Encontrar el espíritu de la comunidad

El municipio y la comunidad constituyen los espacios donde los habitantes esperan encontrar respuestas a sus necesidades y aspiraciones. Para ello es imprescindible incentivar una cultura de participación activa, comprometida, pero también de diálogo.

Lo anterior trascendió en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Parlamento, en la que se debatió sobre los aportes del trabajo cultural comunitario al desarrollo de nuestra sociedad, con la presencia de Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Rafael Bernal, ministro de Cultura, y Pablo Bacallao, funcionario del Departamento de Cultura del Comité Central.

Correspondió a Juan Rogelio Rivero Ash, director de Cultura Comunitaria de la Uneac, ofrecer a los parlamentarios una valoración amplia e integral sobre el tema, a partir de las visiones y el quehacer de instituciones como el Centro de Desarrollo Local y Comunitario (Cedel), el Consejo Nacional de Casas de Cultura, el Centro Memorial Martin Luther King y el Centro de Intercambio y Referencia-Iniciativa Comunitaria (Cieric).

Lo importante es elevar la calidad de vida y fortalecer la presencia del arte y la cultura como base del desarrollo humano sostenible, lo cual es realizable desde el municipio, se apuntó.

Si bien los talleres realizados a lo largo del país entre 2010 y 2012 evidencian que se ha avanzado, todavía habrá que seguir insistiendo en el fortalecimiento de las capacidades de gestión y el desarrollo de procesos socioculturales comunitarios; en dotar a los actores sociales vinculados a estos procesos de herramientas metodológicas y de gestión, que favorezcan la concertación y la articulación entre ellos, además de asesorarlos más en la elaboración de estrategias y en la implementación de las mismas, entre otras acciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.