Caravana completó su trayecto de libertad

Jóvenes de Artemisa y Pinar del Río reeditaron el recorrido rebelde de enero de 1959

Autores:

Mayra García Cardentey
Adianez Fernández Izquierdo

La tarde se vistió de rebeldía, la Carretera Central desde Caimito hasta San Cristóbal sintió nuevamente el paso de la Caravana de la Libertad, el andar de los barbudos radiantes de felicidad y la energía de un pueblo que los aclamaba confiado en el futuro.

Reunidos en los alrededores del Parque Libertad, los artemiseños escucharon nuevamente las palabras de Fidel, y Artemisa vibró con cada frase. «A juzgar por los hombres que ha dado a la causa de la libertad, a juzgar por el entusiasmo de todos los vecinos de este lugar, a juzgar por el espíritu patriótico que aquí vibra en todos los corazones, bien merece llamarse Artemisa, el pueblo más revolucionario de Cuba».

Combatientes, trabajadores y dirigentes políticos y de masas, escoltaron a un ejército de pequeños barbudos, provenientes de la escuela primaria Carlos Rodríguez Careaga, que año tras año reeditan el acontecimiento. Ellos engrosaron las filas de una tropa de jóvenes que, con los uniformes verde olivo, partieron desde Caimito e hicieron escala en el Círculo Social de Guanajay, al igual que la caravana aquel 17 de enero de 1959.

Durante la estancia en Artemisa, Rachel Rodríguez, en representación de la joven generación, expresó el compromiso de sus compañeros a continuar por el sendero trazado por los héroes y mártires.

Hubo una pequeña velada cultural y de reafirmación revolucionaria. El proyecto Nuevas liras II, integrado por pequeños guitarristas, interpretó la canción Yo vengo a ofrecer mi corazón, y Máscaras de Luna declamó Artemisa, la tierra más revolucionaria de Cuba.

Eduardo Cruz Pérez, miembro del Buró Provincial del Partido, señaló la certeza de que sus habitantes acompañarán a la Revolución sin vacilación en los empeños futuros.

De Artemisa, la Caravana prosiguió su recorrido hasta los poblados de Candelaria y San Cristóbal, donde nuevamente el pueblo los acogió, como aquel 17 de enero, con júbilo revolucionario.

A Pinar iremos

«No había venido a Pinar del Río porque tuve necesidad de permanecer en La Habana durante varios días. Tal era el fervor revolucionario de esta provincia, tan grandes han sido sus méritos en esta lucha, que durante el trayecto entre Oriente y La Habana me llegaron las insinuaciones de numerosos compañeros, pidiéndome que antes de llegar a La Habana viniese a Pinar del Río (APLAUSOS). No era posible, sin embargo, detener la marcha de toda la columna para hacer un rodeo por la provincia de Pinar del Río, y yo les respondía a esos compañeros: “No se preocupen, que a Pinar del Río no lo tenemos olvidado, que a Pinar del Río iremos”».

Así se dirigió al pueblo vueltabajero el líder de la Revolución Cubana aquel 17 de enero de 1959 cuando, desde improvisada rastra convertida en tribuna, en la intersección de la calle José Martí y Rafael Ferro, protagonizara un hecho trascendental en la historia local.

Cuentan algunos presentes en aquella memorable alborada del 59 que la fiesta iniciada desde los límites territoriales de entonces de la provincia, fue concurrida en casi todo su trayecto y en sus cabeceras municipales. Nadie quería perderse las palabras de Fidel.

Este jueves, en el mismo lugar donde hace 54 años Fidel se dirigiera a una multitud, el pueblo, con la asistencia de las principales autoridades del territorio, revivió el significativo recorrido, esta vez protagonizado por nuevos barbudos: 60 estudiantes, jóvenes, trabajadores de diferentes sectores y combatientes de la Revolución Cubana.

El periplo en la versión actual de la Caravana de la Victoria por este territorio inició a  las 4:00 p.m. por el monumento al Capitán San Luis e incluyó puntos clave de la urbe pinareña con cortejo de pueblo por ambos lados de la carretera, para culminar en el histórico emplazamiento.

El 17 de enero de 1959 Fidel llega a Pinar del Río; el recorrido incluyó las cabeceras municipales de Candelaria y San Cristóbal, hoy pertenecientes a la provincia de Artemisa. También visitó el parque de San Diego de los Baños (en Los Palacios), Consolación del Sur y la ciudad de Pinar del Río.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.