El Apóstol ilumina

La llama martiana llegó al territorio matancero

Autor:

Hugo García

SAN PEDRO DE MAYABÓN, Los Arabos. Matanzas.— Martí inspira amor. Frente a esa verdad estuvimos cuando jóvenes matanceros tomaron de manos de los cienfuegueros la llama martiana.

A pocos kilómetros de Caimito de Hanábana, donde viviera el Apóstol a los nueve años de edad y apreciara allí la cara sangrienta del colonialismo, estos jóvenes reafirmaron que el desafío de hoy es mantener vivas en el corazón de los cubanos las ideas del Apóstol.

Un momento de calor humano y honor fue la ovación de los pioneros, estudiantes, obreros y pueblo en general de San Pedro de Mayabón, cuando le desearon pronta recuperación al Comandante Hugo Chávez Frías: «Un martiano de alma y acción», como dijera Leonid Hernández Oliva, primer secretario de la UJC en la provincia, quien trasmitió un mensaje de aprecio y solidaridad al hermano pueblo de Bolívar y al resto de América Latina, a los que tanto apreciara Martí.

Igualmente se expresó el apoyo a nuestros Cinco Héroes, quienes con su heroísmo demuestran ser fieles discípulos del más universal de los cubanos.

De manos de grupos compuestos por 20 jóvenes destacados de diversos centros estudiantiles y de la producción de localidades matanceras ubicadas en la Carretera Central, la llama llegará a la ciudad cabecera de este territorio el próximo 24 de enero y al día siguiente se le entregará a la provincia de Mayabeque, desde donde proseguirá hasta La Habana.

Más de mil jóvenes de todo el país han participado en el traslado de la llama martiana desde el cementerio de Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba, hasta el territorio matancero (unos 850 kilómetros).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.