Hacer parir la tierra

Este jueves sesionó el Comité Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en su octavo pleno, el cual tuvo por sede la Escuela Superior del Partido Ñico López

Autor:

Marianela Martín González

«Es imposible que un país se desarrolle gastando cerca del 30 por ciento de sus ingresos en divisa para comprar alimentos. Aproximadamente 1 800 millones de dólares se gastan anualmente en alimentos de los cuales muchos pudieran producirse aquí».

De esta manera Santiago Pérez Castellano, jefe del Departamento agropecuario en el Comité Central del Partido, reflexionó sobre la necesidad de aumentar las producciones agrícolas.

Tal aseveración derivó del tema central que ocupó este jueves al Comité Nacional de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en su octavo pleno, el cual tuvo por sede la Escuela Superior del Partido Ñico López, en la capital.

El presidente nacional de la organización campesina, Félix González Viego, reiteró que el trabajo político-ideológico es muy concreto y se materializa a partir de la fuerza de la constancia del ejemplo, cuando los productores de avanzada son capaces de integrar a los rezagados, y cuando el presidente de la cooperativa y su junta directiva gozan de prestigio dentro y fuera de la base productiva.

Abelardo Álvarez Silva, presidente de la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) Antero Regalado, de Güira de Melena, en Artemisa, dijo que para hacer un mejor trabajo de campesino a campesino deben reorganizarse algunas cooperativas, que han crecido de manera abrupta en su membresía, debido a la incorporación de nuevos usufructuarios.

También refirió que el proceso de contratación en el que están enfrascados es mucho más serio que los anteriores. «Hemos trabajado en los meses de frío, que son los de más siembra, con la expectativa de crear diferentes destinos de comercialización con el objetivo de que esta se agilice y sea más factible. Se ha tratado de aumentar la cantidad de áreas cultivables con la entrega de tierras en usufructo, porque no está resuelto el problema de la alimentación en el país. Si no hemos resuelto eso, ¿cómo es posible que en las CCS se contraten los productos por debajo de las potencialidades de las cooperativas, a un 40 o 50 por ciento, debido a la demanda que el Mincin les asigna a las cooperativas?

Como resultado de esta incongruencia en la contratación, «cumplimos con las siembras y no tenemos disponibilidad de venta de algunos productos. Eso es lo que ocurre en Güira de Melena y la provincia de Artemisa casi de manera generalizada. Cuando llega el momento de la cosecha, los cultivos que no están contratados no tienen garantía para los envases; incluso muchas veces no hay ni para los que tenemos contratados», y todo eso desestimula.

El ministro de la Agricultura, Gustavo Rodríguez Rollero, explicó que se trabaja con rigor para solucionar el problema de la comercialización, y que las experiencias en Mayabeque, Artemisa y La Habana son estudiadas con cautela para no errar en su aplicación.

El titular aseguró que se avanza en el perfeccionamiento de las bases productivas para que las granjas, las CPA, CCS y UBPC tengan las mismas oportunidades para producir.

Dijo que el sector tiene el reto de asegurar los niveles de producción y entrega de los balances planificados. Sin embargo, señaló que ha sido imposible hasta le fecha contratar 311 millones de litros de leche con destino a la industria; 32 000 toneladas de frijol para el Mincin, Turismo, mercados, etc. Así como también ha habido dificultades para contratar 52 000 toneladas de maíz en grano para la alimentación porcina, y una asignación de ajo para la industria.

El presidente del Grupo Azucarero Azcuba, Orlando Celso García, dijo ser optimista por el respaldo que tiene la agricultura. Estimó que hace falta sembrar mucho más caña, reforzar el riego y aprovechar con racionalidad las bondades de la infraestructura hidráulica del país, la cual no pocas veces es subutilizada.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.