Las urnas mejor cuidadas - Cuba

Las urnas mejor cuidadas

El próximo domingo 3 de febrero, los representantes de las más jóvenes generaciones custodiarán las urnas que se habilitarán en todo el país para las elecciones de los diputados a la Asamblea Nacional y de los delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular

Autor:

Agnerys Rodríguez Gavilán

«Haga cada uno su parte de deber, y nadie puede vencernos». José Martí

Cientos de miles de pioneros en todo el archipiélago —niñas, niños y adolescentes de las enseñanzas Primaria y Secundaria— amanecerán muy temprano el próximo domingo 3 de febrero, para servir a la Patria.

Ese día de elecciones de los diputados a la Asamblea Nacional y de los delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular, los representantes de las más jóvenes generaciones custodiarán las urnas que se habilitarán en los más de 29 000 colegios electorales que funcionarán en todo el país para la realización de estos comicios.

Con la frescura, el entusiasmo y el sentido del deber que los caracterizan, nuestros pioneros cuidarán de las urnas, en las que serán depositadas las boletas por los electores y electoras, luego de que estos hayan consignado su voto por sus diputados y delegados provinciales. Si algún elector se encuentra impedido de ir hasta el colegio por razones de enfermedad o limitación física, también los pioneros acompañarán al integrante de la mesa electoral que se designe para visitarlo en su casa, y auxiliarán al elector que lo requiera en el momento de su traslado hasta el cubículo o la urna.

Así sucede desde el año 1976 y ello constituye una de las características sui géneris de la democracia y el sistema electoral cubanos, en todos los procesos electorales que se desarrollan en la nación.

En esta ocasión serán dos votaciones, dos boletas —una de color blanco para los delegados provinciales y la otra de color de verde para los diputados— y dos urnas, razones por las cuales las autoridades electorales a todos los niveles, en particular en los distritos, municipios, circunscripciones y en las mesas de los colegios electorales, han atendido muy de cerca la participación de los pioneros.

En la prueba dinámica del domingo último esta fue una de las actividades revisadas a nivel de los colegios electorales, y ya hoy las autoridades deben tener la relación, con nombres, apellidos y dirección, de los que participarán el próximo domingo, y del responsable de su movilización.

Como parte de la preparación de esta segunda etapa del proceso de elecciones generales 2012-2013, y que también fue verificado en la prueba dinámica, las autoridades electorales en la base precisaron con los guías de pioneros o personal encargado de la selección y atención de estos, si los estudiantes recibieron la preparación que les permita orientar a los electores y las electoras para que depositen las boletas en las urnas correspondientes y, cuando eso suceda, decir la palabra «Votó», lo cual daría por concluido el acto electoral.

A las autoridades electorales y a los guías se les ha pedido movilizar a los niños, niñas y adolescentes que realmente se necesitarán, y organizar bien cómo harán su labor, teniendo en cuenta que los colegios electorales abrirán a las siete de la mañana y cerrarán a las seis de la tarde, cuando se dé por concluida la votación.

Son los pioneros, y no militares armados hasta los dientes como en otras partes del mundo, los que cuidarán de las urnas, como tampoco lo son representantes de partidos políticos en pugna, que financiaron aparatosas campañas electorales o los secuaces del candidato de las oligarquías.

Los «uniformados» que cuidan las urnas en Cuba son pioneros y pioneras, con sus uniformes rojo y blanco, o amarillo y blanco, haciéndose acompañar únicamente de la alegría e incontenibles ganas de hacer.

Y será su grata presencia y compañía una anticipación del derecho constitucional que les aguarda cuando arriben a los 16 años de edad, momento en que como electores y electoras tendrán, primero, la oportunidad de participar en un proceso de elecciones parciales o generales, como el que acontece esta vez en nuestro país, y proponer y resultar propuestos, nominar y ser nominados, elegir y ser elegidos.

Entonces volverán a los colegios y a las urnas como ciudadanos con capacidad legal para ejercer su derecho de sufragio activo, y decidir mediante el voto libre y secreto quiénes serán sus delegados municipales o, como ahora, los diputados a la Asamblea Nacional y los delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.