Sacamos los abrigos pero…

Esta temporada invernal se ha caracterizado por el predominio de temperaturas máximas superiores a las habituales en enero y febrero. Sin embargo, no es la primera vez que estos meses se comportan con una incidencia baja respecto a la llegada de frentes fríos

Autor:

Mayte María Jiménez

Aunque la madrugada pasada hizo apretar abrigos y colchas en la mayoría de los hogares del occidente y centro del país, con temperaturas muy frías, las mínimas reportadas no son comparables con inviernos anteriores, que sí marcaron récords en el país.

Según estadísticas del Instituto de Meteorología, 20 estaciones reportaron temperaturas mínimas inferiores a los diez grados Celsius, siendo la más fría de 4,0 en Bainoa, seguida por Tapaste con 4,9, ambas en Mayabeque. Mientras, en Indio Hatuey, Matanzas, se registró 5,8, en Unión de Reyes 6,2 grados Celsius, y en la estación meteorológica de Casablanca, en La Habana, 11,9 grados.

Y es que esta temporada invernal se ha caracterizado por el predominio de temperaturas máximas superiores a las habituales del primer mes del calendario, el más frío en Cuba, junto a febrero.

Sin embargo, no es la primera vez que estos meses se comportan con una incidencia baja respecto a la llegada de frentes fríos. Los datos refieren que ello sucedió en los inviernos de 1930, 1934, 1936, 1937, 1939, 1946, 1950, 1965, 1974, 1989, 1993 y 1998.

La meteoróloga Gidanis Cedeño, del Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, aclaró a nuestro diario que las temperaturas reportadas esta madrugada no significan récord alguno. Baste recordar  diciembre de 2010, cuando se registraron temperaturas notablemente frías en 41 estaciones meteorológicas del país; de estas, 31 fueron récords de temperatura mínima, reportándose nueve récords absolutos y 22 récords para el mes de diciembre.

La especialista señaló que la situación en la madrugada de este lunes estuvo asociada a la influencia sobre nuestro país de un anticiclón migratorio de origen continental, acompañado de una masa de aire muy fría, estable y seca.

Este escenario condicionó el predominio de la poca nubosidad y vientos en calma hacia localidades del interior y sur de la región occidental y central, favoreciendo la irradiación nocturna, y por tanto un descenso notable en las temperaturas mínimas.

Gidanis informó que, a pesar de encontrarnos en el mes de febrero, para los próximos 15 días no se observa la presencia de otro frente frío, aunque todavía queda el mes de marzo, que también puede traernos algunas «sorpresas» invernales.

Ante la preocupación de no pocos, que ya especulan sobre la llegada de un verano muy caliente, tras este invierno tan «efímero», la meteoróloga aclaró que no hay relación en este comportamiento.

Dijo que la ocurrencia de un invierno ligero no tiene por qué ser el vaticinio de un verano muy caluroso, aunque los últimos años el astro rey ha calentado con fuerza sobre el archipiélago.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.