Chávez es esperanza de lucha y amor

Cuatro jóvenes dirigentes de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela conocieron en Cuba de la muerte de su líder

Autor:

Yailin Orta Rivera

Andan con el alma sombría y el corazón a media asta, pero las fuerzas concentradas en el presente y futuro de su patria. Alfredo Rajoy Matos, Simón Arrechider Moreno, Herick Goicorchea Gámez y Víctor García Duque, todos dirigentes de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, recibieron la conmovedora noticia en Cuba de la muerte de su Comandante Presidente, Hugo Rafael Chávez Frías.

Él es «inmortal», «padre eterno para todos los pueblos del mundo», «vida y futuro», «esperanza de lucha y amor», así, desde ese especial lugar del sentimiento, lo definieron durante la jornada inaugural del Congreso Internacional de Investigadores sobre Juventudes, que dedicó su primer pensamiento y homenaje a este gran estadista y combatiente por la dignificación y unidad de América Latina.

Estos jóvenes, definitivamente, están marcados por la impronta de uno de los mejores hijos de la Patria Grande. El ideario y actitud revolucionaria de Chávez ha configurado sus principios de lucha y el sentido de sus vidas.

«Somos herederos de su siembra, y en nombre de ella seremos leales a su dirección política. Apoyaremos el liderazgo de Nicolás Maduro y seguiremos los programas del Gobierno que él defendió con tanta entrega, con total apego a nuestra Constitución. Esta es la hora de la unidad y de superar nuestras diferencias en la defensa de la Patria que nos legó el Comandante», afirmó con resolución Rajoy Matos.

Su camarada —como acostumbran llamarse con respeto— Arrechider Moreno, hizo énfasis en la importancia de continuar el proceso liberador que encabezó Chávez en honor a la memoria de Bolívar y de todos los héroes que fertilizaron la historia de Venezuela. Y en honor también a su fuerza inspiradora, remarcó que «el programa del Comandante está bien claro, nos toca ahora encauzarlo con el mayor empeño».

Como quien habla de Chávez no puede pasar de largo sobre su estratégica y humana proyección por la unión de América Latina, Goicorchea Gámez aludió al camino que también tienen en la defensa de los lazos tejidos con los demás países hermanos, donde Cuba ocupa un lugar especialísimo.

También puso la mirada sobre el principal reto de la juventud bolivariana: «Hacer irreversible la Revolución, porque Chávez dejó de existir, pero nació en el corazón de millones».

Su compatriota, García Duque, dedicó a la juventud cubana como mensaje, que «como un mismo pueblo tenemos el común propósito de defender la obra gigante de nuestras revoluciones».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.