Hay muertes que se convierten en vidas - Cuba

Hay muertes que se convierten en vidas

Mensaje del Movimiento Juvenil Martiano de Cuba ante la muerte del líder bolivariano Hugo Chávez

Autor:

Juventud Rebelde

No es verdad, así claman los árboles cual vigías de la patria latinoamericana, en un convite cubierto de amor y dignidad, del llanto más húmedo y fuerte que de los ojos humanos puede brotar; del sentimiento sincero de Amistad y admiración por un hombre con una sencillez inmensa y un espíritu hidalgo y quijotesco, muy difícil de encontrar en otras almas.

No es verdad que te hayas ido, no así, como quien ya hubiese cumplido su obra, sintiendo hasta las últimas consecuencias la partida y, con increíble vehemencia, luchando contra ella.

No es verdad que te hayas muerto, nos lo dicen nuestras tierras dolorosas, esas que tanto quisiste, por las que empujaste, como el major de los hijos, el Sol que habría de iluminarlas y llenarlas de vida. Nos lo dicen los bravos pueblos que en tí vieron a un Salvador, al hombre capaz de amar como aman de verdad los hombres, de entregar su vida a la defensa de un ideal hermoso, a la causa que por más de doscientos años ha mantenido firme la América Latina.

La muerte, implacable por las heridas que provoca, y el dolor tan fuerte en el corazón, en tu caso no es verdad, pues como dijera el Apóstol José Martí, has cumplido bien la obra de la vida.

La muerte se desvanece ante tu grandeza, ante el ímpetu y la virtud que encontraron en tu persona un bendecido refugio.

No te has muerto Chávez, tu lozanía perenne, tu presencia cálida, tu encarnación bolivariana, tu carisma inigualable y enorme sensibilidad devienen bastiones de vida que te acercan cada día a los mortales de la tierra.

Cómo pensar que has muerto cuando más te necesitamos, cuando más imprescindible eres? No Chávez, ya vives para toda la eternidad; ya hiciste tu entrada en el hermoso salón donde nuestros padres se reúnen. Ya podrás abrazar a Bolívar, a tu amado Libertador, a nuestro Martí querido, a Hidalgo y San Martín, quienes se han unido para recibirte. Desde allí, presente en nosotros, nos guiarás en esta incansable lucha desenvainando la espada libertaria, y nos ayudarás a vencer.

Aquí está un padre, el más grande de todos, presenciando también tu escalada a la Gloria, llenándose de valor para decirle a su hijo, como sólo él sabe hacerlo: Patria o Muerte Venceremos.

Si Fidel lo puede, nosotros también. Puede que el dolor sea muy grande pero lo es más el camino que has señalado con tus ideas, no es la hora de acoquinarnos, de ahogarnos en lágrimas. Hay muertes que se convierten en vidas, las hay igualmente victoriosas y valerianas. Así es la tuya Chávez, por eso no te dejaremos ir nunca, no te profanaríamos así. Bienaventurados los pueblos y sus hijos por contar contigo.

Un saludo revolucionario y Hasta la Victoria Siempre.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.