El público, esencia de la creación literaria

La editorial agramontina Ácana es parte indisoluble de la gran fiesta del libro en Cuba y, al igual que sus homólogas en el país, se transforma. JR dialogó con su directora Odalis Calderín Marín acerca de sus retos

Autores:

Yahily Hernández Porto
Thais Hernández Campillo

CAMAGÜEY.— La Editorial Ácana, de esta ciudad, presenta 19 títulos en la XXII Feria Internacional del Libro. Esta institución, con más de dos décadas de fundada, continúa promoviendo la lectura y transformando su proceso creador para llegar al más heterogéneo público.

«Nos encaminamos hacia una renovada forma de llegar al lector, que es para nosotros lo más importante en un evento aglutinador y multiplicador como la Feria del Libro. Es ese uno de los principales retos de Ácana», dijo a JR la máster Odalis Calderín Marín, directora de esta editorial y del Centro de Promoción de la Literatura Gertrudis Gómez de Avellaneda.

«Todo lo que se hace y se está haciendo, incluso para los eventos entre ferias que llegarán a unas 12 comunidades del territorio, se sustenta en una premisa: conocer quién, qué y cómo se leen las obras publicadas por Ácana, que a la vez tiene su fundamento en un estudio de público, lo cual encierra un cambio en el pensamiento de la editora y de sus trabajadores.

«Para complacer los más diversos gustos es necesario repensar quiénes son los lectores y las vías que tienen para expresar sus preferencias.

«La colaboración de instituciones también del sector de la Cultura, como la Biblioteca Provincial Julio Antonio Mella, en la conformación y desarrollo de la investigación ha sido esencial, porque esta contribuye a buscar los elementos que satisfagan las expectativas del lector.

«En la búsqueda por complacer los gustos, hemos incluso implementado buzones para que el lector acceda libremente a ellos y explique sus intereses».

—¿De qué manera deben consolidar su trabajo profundo de promoción las editoriales del país?

—Las casas editoras tienen que mantener un amplio trabajo de promoción literaria, continuar los estudios de públicos y tratar de llegar a los lugares más lejanos con las obras que ese público exige, por distante que se encuentre.

—La lectura es un elemento básico para la obtención del conocimiento, sobre todo en las nuevas generaciones, ¿cómo Ácana complace los gustos de los jóvenes?

—Es complejo este universo por su rápida variación de preferencia, su rápida transformación. Esto nos obliga a estar constantemente actualizados en cuanto a sus expectativas.

«El vínculo entre la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la editorial ha permitido conocer parte de los intereses de la juventud; público renovador de ideas. La labor conjunta de ambas instituciones permite, también, que Ácana tenga en sus colecciones las publicaciones de escritores jóvenes. Como uno de los resultados de este trabajo se publicó el libro Sombras que solo yo veo, una compilación de poetas camagüeyanos jóvenes, que obtuvo el premio Puertas de Papel 2012.

«La consolidación de proyectos como La carpa de la reina, demuestra que este vínculo nos acerca no solo a los valiosos talentos noveles, sino también a este segmento poblacional presente en todos los eventos literarios que se desarrollan en la provincia».

—¿Cómo llevar la fiesta del libro a las múltiples comunidades distantes?

—No es suficiente lo que hemos hecho, pues hay que explotar todos los escenarios culturales que existen en cada localidad distante, pero el trabajo en esta dirección se consolida a través de los espacios ya concebidos, expresados principalmente en peñas literarias y en eventos como el Festival del Libro, cruzadas literarias y semanas de la cultura de estos lugares.

—Desde su experiencia profesional, ¿cuál es la impronta de las editoriales provinciales a la hora de fomentar el acervo cultural de los territorios?

—Son las que han motivado el desarrollo profesional de los escritores de todas las provincias en el país. Prueba de ello son las diversas propuestas editoriales y las disímiles investigaciones, ensayos y estudios reveladores que se establecen en toda Cuba. En Ácana la colección Suma y Reflejo es una muestra de cómo están incentivados los artistas por la investigación y la creación ética, novedosa y profesional.

En la cita agramontina

La fiesta del libro estará en Camagüey del 6 al 10 de marzo, y Ácana ha invitado a más de 20 escritores, entre ellos Pedro Pablo Rodríguez, pedagogo, historiador e investigador cubano, a quien está dedicada la Feria. Otros como Caridad Atencio, Esteban Morales, Roberto Zurbano, Omar Valiño, Lina de Feria y Roberto Manzano asistirán a la cita agramontina.

Esta institución cuenta con siete colecciones y un catálogo de 150 escritores de renombre nacional como los doctores de segundo grado Olga García Yero y Luis Álvarez Álvarez. Conforman también la nómina Elda Cento Gómez, Roberto Méndez, Jesús David Curbelo, María Antonia Borroto, Jorge Santos Caballero, Leonel Valdivia, Obdulio Fenelo y Niurki Pérez.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.