Imprudencias fuera de línea

Los accidentes en el sistema ferroviario crecen a consecuencia de violaciones en los pasos a nivel, indisciplinas y negligencias, entre otras causas

Autor:

Ana María Domínguez Cruz

Indisciplinas, violaciones en el cruce de los pasos a nivel por exceso de confianza, imprudencias y el ganado suelto en los alrededores de las líneas férreas, entre otros, son los factores principales que en el orden externo inciden en la ocurrencia de accidentes en el sistema ferroviario, los cuales ascendieron a 579 el año anterior.

Según explicó en conferencia de prensa este miércoles Ronald Boffil Peña, director de Seguridad e Inspección Ferroviaria del Ministerio de Transporte (Mitrans), algunos indicadores registran en 2012 un incremento notable en comparación con 2011, como por ejemplo los choques en los pasos a nivel, los cuales crecieron en un 42 por ciento y dejaron un saldo de 32 heridos, y los arrollamientos de ganado, que aumentaron en un 30 por ciento.

Los factores internos del Ferrocarril como causantes de accidentes —desperfectos en la vía, indisciplinas de la tripulación y averías en los equipos ferroviarios, por ejemplo— disminuyeron en un diez por ciento, lo que demuestra que se necesita del correcto accionar de la población en la vía, y en particular en los alrededores de las líneas férreas para evitar accidentes, puntualizó Boffil Peña.

«En 2012 se registraron 108 accidentes, de los cuales 74 fueron arrollamientos de personas, en más del 60 por ciento de los casos ocurridos en tramos de la vía central, cuyo saldo fue de 46 fallecidos. La cifra registrada en 2011 fue de 47 sucesos, los que pueden evitarse si se eleva la conciencia de la gente, pues caminar con exceso de confianza por la vía férrea y hacerlo en estado de embriaguez son sus causas principales», agregó.

La existencia de animales sueltos en los contornos del ferrocarril es un tema irresuelto aún, ya sean propiedad de una persona natural o jurídica, añadió Boffil. El año pasado se registraron 169 hechos de ese tipo, mientras que en 2011 la cifra fue de 127.

El Programa de Desarrollo Ferroviario, estrategia nacional en ascenso hacia la rehabilitación de este sistema de transportación, continúa, con sus consiguientes beneficios económicos y sociales, señaló el especialista del Mitrans, pero resulta preocupante que persistan negligencias e imprudencias, cuando los trenes aumentarán sus velocidades paulatinamente con el mejoramiento de las vías.

«Nuestro ferrocarril, con una infraestructura de más de 170 años, permitía que los trenes alcanzaran una velocidad de más de 140 kilómetros por hora, la que disminuyó considerablemente con el paso del tiempo debido al deterioro de los caminos de hierro, entre otras causas.

«En la medida en que sean más las líneas férreas rehabilitadas, mayor será la velocidad que podrán desarrollar los trenes, y los vuelcos y descarrilamientos pueden provocarse con mayor facilidad por el impacto con el ganado, por ejemplo», detalló.

Para evitar siniestros en las vías férreas, el Ministerio de Transporte dirige sus esfuerzos a la instalación de sistemas de protección electrónicos en los pasos a nivel (cruces de caminos y vías férreas), los que se sumarían a la señalización pasiva existente en los más de 4 000 pasos a nivel del país.

«Un total de 168 pasos a nivel pertenecen a la Línea Central del Ferrocarril, de 835 kilómetros, y su rehabilitación es prioridad, como parte de la estrategia nacional. Los sistemas de protección lumínico-sonoros ya han sido instalados en 64 de estos y continuaremos impulsando estas acciones, a la par que se reconstruyen más de cien tramos completamente.

«No obstante, y aunque nuestro empeño se dirige a lograr un ferrocarril más eficiente, teniendo en cuenta el ahorro energético que permite en comparación con otros medios de transportación terrestre, su seguridad dependerá cada vez más de la población, su disciplina, su correcto accionar, su respeto a las leyes y su percepción de riesgo en relación con el ferrocarril», acotó Boffil Peña.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.