Descubren obras ingenieras de la Trocha Militar de Júcaro a Morón - Cuba

Descubren obras ingenieras de la Trocha Militar de Júcaro a Morón

Especialistas señalaron que con el hallazgo se puede empezar a entender cómo los españoles extendieron la Trocha, de 68 kilómetros de largo, a las ciénagas del norte de Ciego de Ávila

Autor:

Luis Raúl Vázquez Muñoz

JÚCARO, Venezuela, Ciego de Ávila.— Los sistemas utilizados para construir la base de los fuertes de la Trocha de Júcaro a Morón en áreas pantanosas, algo no esclarecido en la documentación de esa línea militar, fueron descubiertos recientemente por arqueólogos cubanos de la Dirección Provincial de Patrimonio y del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma).

Las investigaciones se concentraron en el fortín Uno de la Trocha, a un kilómetro del poblado de Júcaro y levantado en un área muy húmeda en los meses de primavera; allí develaron que el sistema para dar solidez a la construcción consistía en varias estructuras de madera y piedra, que plantadas en el fango creaban una especie de balsa, la cual impedía que la construcción se inclinara por la humedad y los desniveles del terreno.

Roberto Álvarez Pereira, arqueólogo de Patrimonio y quien dirigió las investigaciones junto con el Doctor Jorge Calvera Rosés, del Citma, señaló que ahora se puede empezar a entender cómo los españoles extendieron la Trocha, de 68 kilómetros de largo, a las ciénagas del norte de Ciego de Ávila, con edificaciones de piedra en zonas bajas de la isla de Turiguanó y la Laguna de la Leche, por donde los mambises eludían el control de las fuerzas peninsulares.

Las excavaciones también descubrieron proyectiles y casquillos de fusiles máuser de infantería, modelo 1893 —el reglamentario del ejército español—; llaves de paso de lo que pudo ser el sistema de abastecimiento por gas para la iluminación de los fortines, y botones con monogramas del cuerpo de ingenieros militares de España.

Esta campaña arqueológica, apoyada por el Partido, el Gobierno y la dirección de Cultura en la provincia, se reiniciará en la segunda quincena de abril para descubrir otras estructuras del fortín, lo cual puede aportar indicios de la vida cotidiana de los soldados ubicados en ese enclave, refortificado entre 1896 y 1897 bajo el mando del capitán general Valeriano Weyler y Nicolau.

En la misma participan investigadores del Centro Provincial de Patrimonio y el Museo del Área Arqueológica de Los Buchillones, perteneciente al Ministerio de Cultura; mientras que por la parte del Citma lo hacen especialistas de los centros de investigación de Ecosistemas Costeros (CIEC), de Cayo Coco, y del Área Arqueológica de Los Buchillones, adscrito al CIEC.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.