Playa Duaba, a 118 años del intrépido desembarco

A bordo de la Goleta Honor, el 1 de abril de 1895 Antonio Maceo, Flor Crombet y una veintena de revolucionarios llegaron a este punto de la geografía oriental para incorporarse a la Guerra Necesaria

Autor:

Juventud Rebelde

BARACOA, 1 abril.— La población de Baracoa rendirá homenaje hoy a Antonio Maceo y Flor Crombet, en el aniversario 118 del intrépido desembarco por playa Duaba, cuyo objetivo fue apoyar la insurrección armada contra España, iniciada en el país el 24 de febrero de 1895, reportó AIN.

El primero de abril de aquel año, a bordo de la Goleta Honor, ambos llegaron a ese paraje nororiental al frente de otros revolucionarios, con el fin de incorporarse a la Guerra Necesaria, que ardía en el archipiélago desde el 24 de febrero de ese año.

Jóvenes destacados reeditarán la recalada protagonizada por los patriotas, que la  histórica madrugada de aquella hazaña, disponían de 11 fusiles, y pronto libraron su primer combate triunfal en el cercano Alto del Pino.

Entre los revolucionarios se encontraban, además, José Maceo, el León de Oriente; Arcid Duverger, Alberto Boix, Patricio Corona, Tomás Sainz y Manuel de Jesús Granda.

Como es tradicional desde 1903, hoy el pueblo de Baracoa participará en la peregrinación desde el busto al patriota local Félix Ruenes, en la calle Primero de Abril, de esta ciudad,  hasta el obelisco erigido en Duaba a los expedicionarios.

Ruenes era el máximo jefe insurrecto en esa comarca, veterano de dos guerras anteriores y protagonista  de un largo exilio en prisiones españolas en África.

A Guantánamo, la región más oriental del archipiélago, tocó la honrosa misión de depurar las costas de españoles para asegurar los dos desembarcos que consolidarían la guerra iniciada el 24 de febrero de 1895 en la Isla.

A la infiltración por esa inhóspita zona de Baracoa, siguió apenas 10 días después (el 11 de abril) la de José Martí y Máximo Gómez por Playitas de Cajobabo, una noche, en la cual, según apuntó el fundador del Partido Revolucionario Cubano, se perdió el timón del pequeño bote en que navegaban «y en la costa había luces».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.