Los más nuevos, el azúcar y el futuro

En el central cienfueguero 14 de Julio, que ha logrado ubicarse en el primer lugar de las últimas tres contiendas en el país, sus jóvenes celebraron este martes muy especialmente el cumpleaños 51 de la UJC

Autor:

Lourdes Elena García Bereau

Cienfuegos.— Para Javier Hernández Montes de Oca la decisión de amanecer cada día en el campo y recibir la noche al pie de la combinada KTP resultó una voluntad del corazón. Parece que la labor del corte mecanizado estuviera hecha a su medida.

Con solo 30 años, el joven conoce con exactitud cada hectárea y puede desandar con los ojos cerrados los grandes terrenos de la unidad básica de producción cooperativa (UBPC) Laos, perteneciente a este municipio.

Él constituye el primer joven del territorio en arribar a un millón de arrobas de caña cortada, triunfo que ha alcanzado en varias ocasiones.

Coloso tomado por jóvenes

Entrar al gigante cienfueguero es una experiencia incomparable. Entre el ir y venir de los olores se pueden encontrar caras jóvenes, quienes como hormigas laboriosas no pierden un segundo de su cronómetro. Así sucede con Carlos Alejandro Fernández, mecánico A de la zona del basculador, quien cuenta con una trayectoria de tres años en la factoría. «Mi trabajo es complejo y requiere mucha responsabilidad. Soy el encargado de reparar la maquinaria en caso de roturas y de velar porque el proceso sea excelente».

Otro Alejandro, pero de apellidos Rodríguez Fundora, tiene 20 años y hace apenas cuatro meses que llegó al mundo del azúcar. No quería trabajar en el central, pero luego despertó su atención y ahora está motivado a seguir. «Me desempeño como pizarrista en los molinos; debo controlarlos y estar atento a su funcionamiento para que no existan accidentes. Al principio fue difícil, porque tuve que aprender mucho en poco tiempo».

Como estos jóvenes, otros muchachos cargan en sus hombros tareas que requieren preparación y aptitud. Se confirma que no existe límite de edad para encarar un oficio complicado.

Haciendo caminos

Al frente del escuadrón de jóvenes marcha un hombre armado de paciencia. La regla de oro para Julio Amaury Rodríguez Depestre, director del Central 14 de Julio, es la disciplina. «Comandar esta “tropa” con nuevos bríos no es difícil. Solo se necesita orientarlos hacia una formación integral y a mantener la eficiencia en todo lo que hacen.

«La juventud que nos acompaña hoy constituye el 60 por ciento de nuestra fuerza laboral y debo recalcar que, gracias a su preparación e interés, nuestro centro ha logrado ubicarse durante tres años consecutivos en el primer lugar nacional de la zafra.

«Tenemos un equipo capaz, con muchachos incansables que reparan roturas en tiempo récord, doblan turnos y amanecen en la fábrica, con la motivación de no perder el paso en la molienda».

Pero guiar el camino de más de cien jóvenes supone además brindarles todas las herramientas teórico-prácticas para su labor. En este sentido, el 14 de Julio resulta también una escuela. De tal suerte, el centro cuenta con dos aulas anexas de capacitación, que brindan a los interesados conocimientos integrales para desempeñarse como moledores, químicos, operadores de calderas y puntistas.

«En estos últimos dos años hemos graduado cerca de 30 trabajadores y nos proyectamos hacia una ampliación de la cantidad de cursos y adiestrados», añadió.

Entre el central y los cañaverales

Muchos son los que influyen en el éxito de la zafra en la UEB 14 de Julio. Al decir del Director del central, los muchachos desempeñan un papel primordial en el proceso, pero siempre están asesorados por los veteranos, capaces de transmitir sus conocimientos y de fomentar en ellos el amor por la industria: «Nuestro centro se encuentra a un paso de cumplir con su plan de azúcar y pensamos añadirle 6 000 toneladas más a lo pactado».

La UJC celebra su día

El central 14 de Julio, por sus notables rendimientos en la presente contienda, fue escenario este martes de la celebración nacional de los noveles azucareros del país por el cumpleaños 51 de la Unión de Jóvenes Comunistas y 52 de la Organización de Pioneros José Martí.

Con la presencia de Yuniasky Crespo Baquero, miembro del Consejo de Estado y primera secretaria del Comité Nacional de la UJC, más de 50 trabajadores del sector recibieron el carné que los acredita como militantes de la organización.

Durante la actividad fueron reconocidos además, por el trabajo meritorio en el corte de caña y en el proceso fabril, 11 jóvenes de las cuatro industrias que muelen en la Perla del Sur.

Igualmente los colectivos de las unidades empresariales de base de Atención al Productor, el Central 14 de Julio y Transmec, de Cruces, fueron reconocidos por la UJC por sus resultados relevantes.

Javier Hernández, primer joven en alcanzar el millón de arrobas de caña por corte mecanizado, recibió en la ocasión la Moneda Conmemorativa 50 aniversario de la UJC.

En el acto, que también estuvo presidido por Jorge Enrique Sutil Sarabia, miembro del Buró Nacional de la UJC, Susely Morfa González, primera secretaria del Comité Provincial de la Juventud, exhortó a los más vinculados a la zafra a mantenerse en la vanguardia en la producción azucarera.

También al ritmo de Tony Ávila y en pleno ajetreo de zafra, los más nuevos del sector celebraron el aniversario de la organización.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.