Comisión Nacional analiza cambios en el sistema educacional - Cuba

Comisión Nacional analiza cambios en el sistema educacional

El Doctor en Ciencias Lizardo García Ramis, director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas, destacó que este es un proceso complejo y que la preparación del maestro debe tenerse como precedente fundamental para poder implementar las transformaciones

Autor:

Margarita Barrios

La escuela cubana ha recibido en los últimos años críticas a su gestión, y si bien tiene logros incalculables son muchas las insatisfacciones que los estudiantes, sus familiares y los mismos docentes acumulan en su diario quehacer.

Con el objetivo de elevar la calidad de la enseñanza, el Ministerio de Educación comenzó hace algunos meses un proceso de perfeccionamiento de su gestión, para lo cual fue creada una Comisión Nacional que dirige esa labor, la cual está presidida por Ena Elsa Velázquez Cobiella, titular del ramo.

Entre otras subcomisiones, se cuenta con una integrada por 40 destacadas personalidades de la cultura, la ciencia, la pedagogía y el deporte, entre otros saberes, que tienen como misión revisar y opinar sobre cada paso que se estructure para aplicar en los centros escolares de la nación.

Entre otros argumentos para el perfeccionamiento del sistema escolar, el Ministerio de Educación se apoya en muchas opiniones y sugerencias dadas a conocer en diferentes congresos, reuniones y otros encuentros, así como cartas de la población, donde diversos sectores del país han expresado su preocupación por deficiencias de la escuela que gravitan en la formación ciudadana.

El Doctor en Ciencias Lizardo García Ramis, director del Instituto Central de Ciencias Pedagógicas (ICCP), calificó este proceso como complejo, y destacó que debe tener como precedente fundamental la preparación del maestro para poder implementar estos cambios.

«Es consenso de los expertos que entre las tareas primordiales está la preparación y atención al personal docente en un sentido amplio —argumentó—, no solo en el dominio del contenido que debe impartir, lo cual es esencial, sino en la forma de trabajar.

«La escuela que necesitamos tiene que superar las insuficiencias. Es cierto que hay una tradición pedagógica y el país tiene muchos avances en el campo educativo que no se pueden negar, pero hay que mejorar a fondo las formas de trabajo escolar.

«Esto —dijo— es también complejo, pues tenemos ante el aula docentes con diversos tipos de formación; algunos la recibieron de manera bastante acelerada, y debemos mejorar su preparación para que sean capaces de ejecutar los cambios».

Entre los temas que destacó el Doctor Lizardo como fundamentales se encuentran que la escuela se parezca más a la realidad del país. «Tiene que girar sus enseñanzas hacia la tierra, sin dejar de tener en cuenta los adelantos actuales de la ciencia y la tecnología.

«Es imprescindible la presencia de la cultura popular y local, porque esa es nuestra identidad nacional. El centro escolar se tiene que parecer al lugar donde está, y elevarse sobre esa realidad para alcanzar una mayor formación de los estudiantes».

García Ramis dijo que la escuela tiene que ser además mediadora de otros procesos sociales. Como ejemplo mencionó que tiene que influir en la formación de las nuevas generaciones ante la subversión enemiga, así como prepararlos para vivir en familia y en el respeto a la ancianidad, debido a la conformación etaria que va teniendo nuestra sociedad.

«Aunque la cultura, el deporte y la educación para la salud y medioambiental están presentes en la enseñanza escolar, estas deberán tener también una mayor incidencia», significó.

El Doctor Lizardo explicó que este perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación, que lleva implícito cambios en el funcionamiento del sistema escolar, de los planes de estudio y de las relaciones de la escuela con los estudiantes y sus familiares, debe hacerse sobre una base rigurosamente científica.

«Está implícita también la necesidad de nuevos libros de texto y cuadernos de trabajo; por ello todo tiene que ser cuidadosamente meditado y planificado, para que pueda ser ejecutado en el contexto de la realidad económica del país».

Con respecto al currículo escolar, García Ramis lo caracterizó como rígido, y argumentó que en estos momentos se realiza un estudio teórico, así como otro de currículo actuante. «Todo ello llevará a una flexibilización de este importante elemento para el proceso de aprendizaje de los estudiantes», señaló.

Por último, explicó que aunque estos cambios son por lo general lentos, se trabaja para acelerar lo más posible el proceso y que en breve comenzarán a probarse algunos de manera experimental, en determinados centros escolares.

Anunció que la Comisión tiene la voluntad de realizar consultas amplias para recoger la mayor cantidad de opiniones sobre la posible implementación de cambios.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.