Los coches y el color rojo se adueñan de la Plaza de la Patria

Fue un desfile multitudinario el de la ciudad de Bayamo, encabezado por los trabajadores del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte

Autor:

Osviel Castro Medel

BAYAMO, Granma, mayo 1.—Contagiosos ruidos de congas lideradas por jóvenes, el paso de unos 30 coches (el símbolo de esta ciudad) y el predominio del color rojo matizaron la celebración del Primero de Mayo, en la Plaza de la Patria, de esta ciudad.

Fue un desfile multitudinario de una hora y 45 minutos de duración, iniciado a las 8:00 de la mañana, con los pasos de los miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC) y por varias personas en sillas de ruedas, pertenecientes a la Asociación Cubana de Limitados Físico-Motores (ACLIFIM).

La congregación fue presidida, desde la tribuna, por el Héroe de la República de Cuba, General de Cuerpo de Ejército Ramón Espinosa Martín; Ana Elsa Velázquez, Ministra de Educación; Onelio Aguilera Bermúdez, jefe del Ejército Oriental, y los máximos dirigentes políticos, gubernamentales y de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) en esta oriental provincia.

El desfile fue iniciado por los trabajadores del Sindicato de la Educación, la Ciencia y el Deporte, quienes, como los integrantes de otros 16 bloques, llenaron la plaza de fotos de Hugo Chávez, carteles, pancartas, banderas cubanas, y venezolanas, camisetas rojas en alusión al chavismo, y de las llamadas «iniciativas», que consisten lo mismo en marchar con un traje de apicultor que con un gigantesco casco de la construcción.

Entre los que desfilaron estuvieron presentes deportistas, médicos reconocidos y artistas, muchos de los cuales cumplieron misión internacionalista en Venezuela, país al que estuvo dedicada la jornada, especialmente en honor a Hugo Chávez Frías y en apoyo al presidente electo el 19 de abril, Nicolás Maduro Moros.

Miles de niños, en hombros de sus padres y abuelos, cruzaron frente a la tribuna, no lejos de la cual se instaló una gigantesca foto de Fidel con el pie «Comandante en Jefe», en  recordación al próximo 3 de mayo, fecha en que se cumplen 55 años de la reunión de Altos de Mompié, donde se proclamó al líder revolucionario como guía supremo de las acciones tanto en la Sierra como en el Llano del Movimiento 26 de Julio y de todas las fuerzas revolucionarias que secundaban la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista.

Pero luego de la marcha obrera la fiesta no concluyó, pareció todo lo contrario, pues millares de personas se quedaron en la plaza para bailar con la nombrada super charanga de Cuba, la Orquesta Original de Manzanillo, agrupación que ya se ha convertido en habitual en estas celebraciones populares por el Día Internacional de los Trabajadores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.