¡Unidos por un socialismo próspero y sostenible!

Con la convicción de que Cuba vive un momento histórico singular, cientos de miles de personas se concentran en la Plaza de la Revolución, al igual que en todas las capitales de Cuba, con motivo del Día Internacional de los Trabajadores

Autor:

Amaury E. del Valle

Con un predominio de los colores rojo, azul y blanco, en alegoría a la bandera cubana, se inició el gigantesco desfile en la Plaza de la Revolución de la capital, encabezado por los trabajadores de la ciencia.

Centros como el de Biotecnología, Inmunología Molecular, el Instituto Finlay o las múltiples plantas de producción de medicamentos de fama mundial portan carteles distintivos para ratificar su presencia en las celebraciones por el Día Internacional de los Trabajadores.

Este Primero de Mayo, con el lema ¡Unidos por un socialismo próspero y sostenible! está dedicado especialmente a los obreros y a homenajear al recién fallecido líder de la Revolución venezolana, Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, gran amigo de Cuba.

Junto a los trabajadores científicos desfilan también educadores y profesores de los diferentes niveles de enseñanza, así como una amplia representación de los instructores de arte, que tanto han aportado al desarrollo de la cultura nacional.

Desde horas tempranas del día en todas las plazas de las capitales provinciales, e incluso en muchos municipios del país, se reproducen estas marchas, que son particularmente grandes en ciudades principales como Santiago de Cuba, Santa Clara, Holguín, Cienfuegos, entre tantas otras.

En muchas de estas plazas se suman a los cubanos amigos y representantes de organizaciones solidarias de todo el mundo, así como las decenas de miles de estudiantes extranjeros que cursan sus carreras universitarias en los centros de altos estudios diseminados por toda la geografía nacional.

Los trabajadores cubanos, inmersos en un proceso de transformaciones del sistema socialista en aras de hacerlo más eficiente, desfilan con esta motivación, así como para reclamar el fin del injusto e irracional bloqueo norteamericano contra Cuba, que dura ya más de cincuenta años sin poder doblegar el espíritu independentista cubano.

Igualmente en muchas pancartas y carteles, además del apoyo a la Revolución Bolivariana de Venezuela, también se pide la liberación inmediata de los cinco cubanos encarcelados injustamente en Estados Unidos por más de quince años.

Ramón, Gerardo, Fernando y Antonio, junto René, recientemente liberado pero retenido sin justificación en territorio norteamericano, se infiltraron en organizaciones contrarrevolucionarias terroristas, para denunciar sus planes agresivos que han causado múltiples muertes con sus sabotajes, entre ellas las del turista italiano Fabio Di Celmo, asesinado por una bomba colocada en un céntrico hotel cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.