El renovado rol de los economistas

Durante las asambleas previas al VII Congreso de la ANEC, economistas y contadores cubanos debaten sobre los vínculos de la organización con los nuevos escenarios productivos de la sociedad y sus aportes en la transformación del actual modelo económico cubano

Autor:

Yahily Hernández Porto

CAMAGÜEY.— «El reto principal de los economistas cubanos es contribuir al proceso de implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución», dijo Osvaldo Villarejo Villalobo, miembro de la comisión organizadora del VII Congreso de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC), durante un intercambio con la prensa.

«Pero este aporte —agregó el licenciado en Planificación Económica— tiene que estar enfocado, sobre todo, en la solución de los problemas económicos de la base, escenario donde los miembros de la ANEC tienen la responsabilidad de prevenirlos e identificarlos».

Villarejo Villalobo precisó que la asociación constituye, con sus más de 80 600 miembros, un ejército de profesionales capacitados para, en aras de prevenir la ineficiencia económica, sugerir, guiar y ayudar a los diferentes decisores y directivos de cada localidad, centro de trabajo o estudio.

«Si todos los economistas ponen sus esfuerzos en cómo lograr que sean eficientes las entidades productivas enclavadas en su radio de acción, entonces estamos correspondiendo, desde la ANEC, a lo que objetivamente exige la transformación del actual modelo económico cubano».

Explicó que la ANEC, en el año de su VII Congreso, «está en un momento de interrelación profunda con las universidades y organismos globales del país. En estos espacios hay que crear con elevada profesionalidad una cultura económica».

Comentó que la ANEC también se atempera a las nuevas realidades. «Hoy llegamos a los nuevos escenarios productivos de la sociedad cubana, al sector no estatal, al que le brindamos ayuda científica a través de múltiples acciones de superación», subrayó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.