Espíritu juvenil para poblar el barrio

Cuando faltan 48 municipios de 168 por efectuar las asambleas municipales de cara al VIII Congreso, la nueva generación ha ocupado un gran número de cargos decisivos en las estructuras de la organización cederista

Autor:

Yuniel Labacena Romero

La incorporación de jóvenes para asumir múltiples tareas en los barrios, como continuidad del relevo seguro de quienes hoy dirigen el país, constituye una de las ideas más acentuadas durante las asambleas municipales de cara al VIII Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), que desde marzo y hasta junio se realizan en todo el país.

Cuando faltan 48 municipios de 168 por efectuar estas reuniones, la nueva generación ha ocupado un gran número de cargos decisivos en las estructuras de la organización, sobre todo desde la recién creada Secretaría de Deporte, Cultura y Recreación, como garantía para concretar las iniciativas de los noveles dirigentes.

Ana Isabel Barrios Barrera, de la Dirección Nacional de los CDR, consideró fundamental que esa generación de cubanos esté al frente de las masas para hacer perdurable la obra de la Revolución, y lograr una organización rejuvenecida no solo en su composición, sino también en la manera de asumir sus responsabilidades.

«Cuando les damos tareas a los jóvenes se hacen cosas extraordinarias. Se trata de lograr un equilibrio entre el entusiasmo y la creatividad propia de ellos, y la experiencia de quienes han apoyado a los Comités desde su fundación», afirmó la dirigente cederista durante la celebración de la asamblea en el municipio de San Cristóbal, en la provincia de Artemisa.

Dijo que la nueva Secretaría tiene como objetivo originar acciones que se aproximen, aporten y se parezcan a los jóvenes del barrio, como la realización de festivales deportivos, encuentros culturales, barrio debates, talleres y concursos, entre otras, y lograr también mayor dinamismo en las tareas de los CDR.

Entre los principales temas abordados hasta ahora mencionó la vigilancia popular revolucionaria, la política de cuadros y las donaciones voluntarias de sangre, así como la elevación del trabajo preventivo para disminuir las indisciplinas sociales e ilegalidades y la ampliación de la participación de la membresía en tareas sociales y dentro del seno de la familia.

Dijo que hasta la fecha también  se han efectuado tres asambleas provinciales (Pinar del Río, Matanzas y Cienfuegos) y que las restantes deberán concluir durante la primera quincena de junio, con vistas al Congreso nacional, que tendrá lugar en septiembre, dedicado a los jóvenes, a la familia, al barrio y en especial a los Cinco.

«A ese momento hay que llegar alejados de cualquier formalismo, con resultados y no con promesas, dispuestos a empezar una etapa de trabajo con nuevas metas en beneficio de la comunidad, porque en el proceso se destaca el imperativo de mantener la unidad como premisa esencial para un mejor desenvolvimiento de la organización».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.