Preparar los técnicos que necesita el país

El 56,5 por ciento del alumnado que termina este curso escolar el noveno grado, encontrará su continuidad de estudios en las carreras que oferta la Enseñanza Técnica Profesional. Muchos de los que cursan esas especialidades podrían realizar sus prácticas en el sector no estatal

Autor:

Margarita Barrios

La Enseñanza Técnica Profesional (ETP) tiene como vital desafío lograr un proceso de formación de habilidades profesionales básicas de calidad, para que nuestros graduados tengan un desempeño exitoso. Hemos dado pasos importantes y continuaremos trabajando en ese sentido en el próximo curso escolar.

Así expresó en conferencia de prensa Emilio Hernández, jefe en funciones del Departamento de ETP del Ministerio de Educación.

«Tenemos que perfeccionar los procesos de enseñanza práctica en nuestras escuelas», argumentó. «Para el próximo curso debemos garantizar el trabajo de 3 739 aulas anexas —ubicadas en entidades de producción y servicios—, mientras contaremos con 3 211 especialistas de esos centros laborales que fungirán como docentes.

«Igualmente, 3 144 profesores de ETP estarán actualizando sus conocimientos en centros productivos».

Para el curso escolar 2013-2014 la Enseñanza Técnica Profesional oferta 75 627 plazas, lo cual constituye un discreto incremento con respecto al año anterior. Esta cifra cubre el 56,5 por ciento de los estudiantes que terminan en estos momentos el noveno grado. De ellas 26 798 son de técnico de nivel medio y el resto para formarse como obreros calificados.

«La mayor cantidad de plazas se corresponden con las especialidades de construcción, servicios, agropecuaria, mecánica y transporte, y se distribuyen por los municipios según las necesidades de cada territorio», destacó el funcionario.

En el caso de los obreros calificados se ofertarán 55 especialidades, de ellas 20 son nuevas, entre las que se encuentran: moldeador-fundidor, mecánica de refrigeración, operario de actividades portuarias, electricista de mantenimiento industrial, mecánica y operación de equipos agrícolas y jardinería.

Mientras, para técnico de nivel medio se proponen 49 especialidades, entre ellas alojamiento hotelero, de nueva creación y cuyos graduados prestarán servicios varios en las instalaciones turísticas.

Emilio Hernández explicó que este nuevo perfil se desarrolla a petición del grupo de turismo Gaviota, y se impartirá en Matanzas, Villa Clara, Ciego de Ávila y Camagüey, así como uno de obrero calificado en lavandería integral.

Además informó que, aunque la Enseñanza Técnica Profesional procura que el estudiante se gradúe y se incorpore inmediatamente a la producción, algunos desean continuar estudios superiores, por lo cual se ha adecuado el programa de la asignatura Matemática, para que tengan posibilidades de un mayor éxito en los exámenes de ingreso.

También destacó que muchos de los que hoy estudian en la ETP podrían realizar sus prácticas en el sector no estatal. «Debemos liberarnos de prejuicios en este sentido —señaló—, pues se trata de un sector que el país potencia como nueva forma de desarrollo económico, y de hecho muchos de los que hoy estamos formando trabajarán por cuenta propia».

Al referirse a la formación de profesores para la ETP, Emilio Hernández subrayó que este año terminan el curso de habilitación 530 jóvenes, con lo cual suman 4 348 los que se han formado mediante esta vía para dar clases luego de graduarse de esa enseñanza.

«Sin embargo —dijo—, con ellos no se cubren todas las necesidades, por lo cual debemos recurrir a especialistas de la producción y los servicios, quienes poseen los conocimientos prácticos de la asignatura que se imparte y a los que ofertamos cursos de capacitación para que adquieran las herramientas pedagógicas».

También informó que las Comisiones de Planes y Programas de Estudio han trabajado en la actualización de la bibliografía especializada. «Durante el presente año se incluyeron 16 textos en el plan editorial, que unido a los elaborados en los últimos cuatro años suman 143 títulos que se ponen a disposición de los estudiantes, y en estos momentos se trabaja en la elaboración de 11 más».

En el curso que termina

En el año lectivo 2012-2013, la ETP tuvo una matrícula de 176 676 alumnos, en 557 centros escolares. Contaron con 4 599 aulas anexas, en las cuales laboraron 3 859 especialistas de la producción y los servicios.

Momento importante fue la masiva participación de estudiantes y profesores en el Censo de Población y Vivienda.

También incidieron en la realización, junto a la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, de un curso de capacitación para los egresados de esas especialidades en 2011, el cual se impartió en 230 sedes municipales con la participación de 1 639 trabajadores y 5 043 adiestrados.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.