Luchar por nuestros hermanos

René González visitó este viernes la sede de la Red Universitaria en Solidaridad con los Cinco. Dialogó con estudiantes cubanos y norteamericanos

Autores:

Susana Gómes Bugallo
Yuniel Labacena Romero

Aún con la voz entrecortada por los días de esa gripe «mala» que no lo abandona, René González, uno de los cinco antiterroristas, llegó este viernes al Instituto Superior Politécnico José Antonio Echeverría (Cujae), sede de la Red Universitaria en Solidaridad con los patriotas cubanos.

René volvió a esa universidad. Para recordar aquellos años en que pasaba a recoger cada noche a su esposa Olguita, estudiante del centro. También para agradecer a los miembros de la Red y a todos los que batallan cada día en esta causa.

Junto a pioneros que obsequiaron sus canciones y poemas, recordó que cuanto han hecho los Cinco no es más que el reflejo de lo que han visto en el pueblo cubano. «La moral en tiempos difíciles nos sirvió de inspiración. Todavía hoy lo es para mis cuatro hermanos que continúan resistiendo por ustedes», comentó.

Al ser interrogado sobre los momentos más complicados que enfrentó en su preparación, contestó que lo más complejo fue convertirse en la persona que no era y ver la reacción de sus seres queridos ante el nuevo hombre que nada tenía que ver con los valores siempre sostenidos por él.

Una pionera le preguntó cómo pudo infiltrarse en EE.UU., a lo que René respondió: «Diciendo mentiras enseguida te “adoptan”. Ellos creen todo lo malo que se diga de Cuba aunque uno por dentro tenga que reírse de lo que expresa».

Para Olga Salanueva también hubo preguntas. Habló entonces del sufrimiento que vivió junto a Irmita e Ivette, sus dos hijas, con el arresto y la negación de visas para visitar a René, quien convidó a redoblar los esfuerzos a favor de los Cinco. «Pensemos cada día qué se ha hecho y qué más podemos hacer por el retorno de nuestros hermanos.

«Tenemos que aprovechar los espacios internacionales y tratar por todos los medios de que la solidaridad siga dando el empuje que necesita la causa, sobre todo en territorio norteamericano», afirmó.

A propósito de su interés por la sensibilización del pueblo estadounidense, el héroe conversó con estudiantes de cuatro universidades de esa nación que reciben clases en la Cujae. Indagó en sus pensamientos sobre Cuba y en las impresiones que tienen sobre su pueblo. En tono muy ameno, dejó claro que ambos pueblos somos amigos y debemos luchar contra la injusticia.

Los viajes de agradecimiento por la geografía cubana no terminan. René y su familia desean recorrer tantos lugares como sea posible para reconocer a los amigos y potenciar la lucha por traer a casa a Gerardo, Ramón, Antonio y Fernando, una pelea que no termina hasta que todos estén aquí y ellos no tengan que sentirse libres por René ni él preso por ellos, como afirmó el patriota.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.