Sin transformar la empresa socialista, no hay actualización

Cuba no está transfiriendo la propiedad a manos privadas, sino que, salvaguardando la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción, promueve diversas formas de gestión económica, argumentó Marino Murillo, jefe de la Comisión Permanente para la Implementación de los Lineamientos Económicos y Sociales del Partido y la Revolución, en diálogo con los integrantes de la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento

Autor:

José Alejandro Rodríguez

Si no transformamos positivamente la empresa estatal socialista, no avanzaremos en la actualización del modelo económico cubano, afirmó Marino Murillo, miembro del Buró Político del Partido y jefe de la Comisión Permanente para la Implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución.

Al intervenir sobre aspectos conceptuales de los cambios económicos que registra Cuba hoy, ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento, calificó como una de las tareas más difíciles y complejas la transformación de la empresa socialista, a la cual hay que cambiarle las reglas del juego y conferirle muchas más facultades y autonomía.

Afirmó que con las flexibilizaciones en lo que se ha dado en llamar el objeto social, y con los pasos que se irán dando gradualmente a partir de 2014, comienza a transformarse la relación dependiente de la empresa estatal con el Presupuesto: aquello vigente hasta hoy de que la primera le entrega todo al segundo, y después se lo pide todo. Ya en el Plan del 2014, las empresas estatales se quedarán con la amortización y con el 50 por ciento de sus utilidades después de impuesto, anunció.

Y ya habrá un nivel de inversiones que se va a decidir allá abajo, en el sistema empresarial; al tiempo que, para desarrollar las fuerzas productivas, luego de cumplir sus compromisos con el Estado, las empresas socialistas tendrán autonomía para reconocer el mercado y vender libremente.

Murillo, también vicepresidente del Consejo de Ministros, remarcó que se trabaja actualmente en la conceptualización del modelo económico cubano, un tema complejo teóricamente, pero que ya cimenta su principal concepción en los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido. Se están reformulando los principios socialistas y los fundamentos del modelo; y tenerlos bien claros en la estrategia económica es lo que le dará continuidad a la Revolución.

Ante las especulaciones de algunos que creen que Cuba con los cambios va al capitalismo, Murillo recordó el principio basamental contenido en los Lineamientos, de que no se permitirá la concentración de la propiedad privada. Y esclareció que predominará la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción.

Cuba, enfatizó, no está transfiriendo la propiedad a manos privadas, sino que, salvaguardando la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción, promueve diversas formas de gestión económica con ellos, incluidas las no estatales, mediante el arriendo principalmente. La actualización es no romper los límites, es ante todo la propiedad social sobre los medios de producción, sentenció.

Aclaró que si se registra un insuficiente desarrollo de las fuerzas productivas, no se logrará la socialización de la propiedad, y habrá aislamientos relativos de los productores.

Precisó que en las transformaciones se vienen reconociendo las diversas formas de gestión no estatal, y se pondrán a los diferentes actores económicos en igualdad de condiciones, luego de cumplir con los compromisos estatales, aunque en cierto sentido se favorecerá aún más las fórmulas cooperativas.

Ejemplificó con la comercialización de productos agropecuarios en la capital: las diferentes formas no tenían las potestades y libertades de los mercados de oferta y demanda, los cuales han gozado de condiciones monopólicas a precios elevados. Ante ello, las 77 cooperativas de comercialización agrícola recién creadas rompen esa hegemonía.

Murillo sustanció qué significa construir el socialismo próspero y sostenible de que hablara el General de Ejército Raúl Castro: socialismo, porque está basado en la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción; próspero porque debe lograr un nivel de satisfacción y felicidad en las personas, y porque no puede seguir siendo un modelo para administrar las crisis. Y sostenible porque debe generar un nivel de riquezas que le permita sostener su desarrollo.

En cuanto a la relación planificación-mercado, destacó que la vida demuestra que la actualización del modelo económico transforma la planificación y no viceversa. Nadie está en mejores condiciones de administrar las tendencias que el dueño de los medios de producción fundamentales.

En tal sentido destacó que la planificación en estas nuevas circunstancias tiene que ir cambiando mediante políticas más indirectas, atendiendo los problemas estructurales y persiguiendo los equilibrios macroeconómicos. Hay que abandonar la repartición administrativa de los recursos hasta el detalle, recalcó.

Por su parte, Adel Yzquierdo, ministro de Economía y Planificación, informó a la Comisión de Asuntos Económicos del estado de cumplimiento del Plan de la Economía al cierre del primer semestre de 2013, y las previsiones para el año.

A su vez, Lina Pedraza, ministra de Finanzas y Precios, informó a los diputados acerca de la ejecución del Presupuesto Estatal en el primer semestre de 2013, y de la liquidación del Presupuesto de 2012.

Al intervenir ante la Comisión de Asuntos Económicos del Parlamento cubano, el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Esteban Lazo, destacó los complejos problemas económicos que tenemos por delante, y la importancia de que entre todos, incluidos los diputados cubanos, busquemos soluciones a los mismos sobre bases científicas.

En el Primer Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, que inicia hoy, los parlamentarios examinarán la ejecución del Plan de la Economía del 2013 al cierre del primer semestre del año, el Informe sobre la Implementación de los Acuerdos del VI Congreso del Partido, el proyecto de Ley de Navegación Marítima, Fluvial y Lacustre y el Informe de Liquidación del Presupuesto del Estado de 2012.

También aprobarán la designación de comisiones permanentes de trabajo y sus directivas principales, y los grupos parlamentarios de amistad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.